Fiscalía y acusador autónomo sustentan sus objeciones a pruebas de la Defensa, en caso por “escuchas telefónicas”

CTR.png
Pin It

ZETA.-A las 10:07 de la mañana de este miércoles, 26 de septiembre de 2018, el magistrado juez de Garantías, Jerónimo Mejía, reanudó la sesión de la audiencia de acusación dentro del caso denominado “escuchas telefónicas”, con la participación del magistrado fiscal Harry Díaz, así como los abogados querellantes, y el propio imputado, quien estuvo representado por su equipo de abogados defensores, encabezados por Carlos Carrillo Gomila.

En esta fase, le corresponde al magistrado fiscal, así como el acusador autónomo, sustentar las objeciones que a bien tengan sobre las pruebas que develó la defensa del hoy acusado.

En ese sentido, el magistrado fiscal Harry Díaz, junto con su fiscal adjunta Rosario Ortega, procedieron a objetar por impertinente, inconducente, y hasta superfluo seis (6) pruebas testimoniales aportadas por la defensa.  En ese mismo orden, la fiscalía objetó un total de 59 pruebas documentales, y dos (2) periciales, al considerarlas en su mayoría inconducentes e improcedentes, pues a su criterio no es el medio idóneo para probar o acreditar lo que se pretende probar por parte de la defensa.

Seguidamente, el acusador autónomo Felix Cueva, también objetó dos (2) pruebas testimoniales, por considerarlas impertinentes, y un total de 56 pruebas documentales que tachó de impertinentes, repetitivas, inconducentes y superflua.  Además, se objetó las tres (3) pruebas periciales, por considerarlas inconducentes, impertinentes y extemporáneas.

Concluida las objeciones, el abogado defensor Sidney Sittón procedió a leer una nota de su defendido, en la cual expresó entre otras cosas que esta Corte no es competente para juzgarlo, que no entiende el por qué se le niega ser revaluado médicamente por Medicina Legal, y que el Sistema Penitenciario lo mantiene incomunicado.

Al respecto, el magistrado fiscal Harry Díaz, expresó que no tiene inconveniente en que sea reevaluado, siempre y cuando no retrase esta audiencia.  Pero si advirtió que considera sumamente importante que el Pleno de la Corte Suprema de Justicia se pronuncie en cuanto a la competencia, pues sería desastroso que lo haga durante el juicio.

Al correrse traslado al acusador autónomo, Rosendo Rivera, expresó su desacuerdo con el magistrado fiscal, pues considera que la evaluación médica es una prueba pericial que no fue presentada en su oportunidad. Sobre la competencia, la CSJ tendrá su tiempo para valorar este tema.

Luego de lo anterior, el magistrado de Garantías Jerónimo Mejía, estimó que sobre la competencia, para él eso ya es tema tratado.  Sobre la reevaluación médica, está trabajando en su posición jurídica que comunicará oportunamente, pero sí solicitará un informe al Sistema Penitenciario para conocer si el acusado está incomunicado o no.

Finalmente, el magistrado de Garantías, advirtió que tomará su tiempo prudencial para analizar los vídeo de las sesiones anteriores, a fin de hacer una valoración de todos los argumentos de las partes, y así tomar la mejor decisión en cuanto a la admisibilidad de las pruebas aportadas para el juicio.

No obstante lo anterior, ante la advertencia de la defensa que no se le ha dado traslado de las objeciones hechas, el magistrado de Garantías suspendió el acto hasta mañana jueves, 27 de septiembre, a las 2:00 p.m., para darle la oportunidad a la defensa de hacer sus réplicas sobre las objeciones a sus pruebas.

En ese sentido, se decretó el receso siendo las 5:15 de la tarde, en la sede del Palacio de Justicia Gil Ponce.A las 10:07 de la mañana de este miércoles, 26 de septiembre de 2018, el magistrado juez de Garantías, Jerónimo Mejía, reanudó la sesión de la audiencia de acusación dentro del caso denominado “escuchas telefónicas”, con la participación del magistrado fiscal Harry Díaz, así como los abogados querellantes, y el propio imputado, quien estuvo representado por su equipo de abogados defensores, encabezados por Carlos Carrillo Gomila.

En esta fase, le corresponde al magistrado fiscal, así como el acusador autónomo, sustentar las objeciones que a bien tengan sobre las pruebas que develó la defensa del hoy acusado.

En ese sentido, el magistrado fiscal Harry Díaz, junto con su fiscal adjunta Rosario Ortega, procedieron a objetar por impertinente, inconducente, y hasta superfluo seis (6) pruebas testimoniales aportadas por la defensa.  En ese mismo orden, la fiscalía objetó un total de 59 pruebas documentales, y dos (2) periciales, al considerarlas en su mayoría inconducentes e improcedentes, pues a su criterio no es el medio idóneo para probar o acreditar lo que se pretende probar por parte de la defensa.

Seguidamente, el acusador autónomo Felix Cueva, también objetó dos (2) pruebas testimoniales, por considerarlas impertinentes, y un total de 56 pruebas documentales que tachó de impertinentes, repetitivas, inconducentes y superflua.  Además, se objetó las tres (3) pruebas periciales, por considerarlas inconducentes, impertinentes y extemporáneas.

Concluida las objeciones, el abogado defensor Sidney Sittón procedió a leer una nota de su defendido, en la cual expresó entre otras cosas que esta Corte no es competente para juzgarlo, que no entiende el por qué se le niega ser revaluado médicamente por Medicina Legal, y que el Sistema Penitenciario lo mantiene incomunicado.

Al respecto, el magistrado fiscal Harry Díaz, expresó que no tiene inconveniente en que sea reevaluado, siempre y cuando no retrase esta audiencia.  Pero si advirtió que considera sumamente importante que el Pleno de la Corte Suprema de Justicia se pronuncie en cuanto a la competencia, pues sería desastroso que lo haga durante el juicio.

Al correrse traslado al acusador autónomo, Rosendo Rivera, expresó su desacuerdo con el magistrado fiscal, pues considera que la evaluación médica es una prueba pericial que no fue presentada en su oportunidad. Sobre la competencia, la CSJ tendrá su tiempo para valorar este tema.

Luego de lo anterior, el magistrado de Garantías Jerónimo Mejía, estimó que sobre la competencia, para él eso ya es tema tratado.  Sobre la reevaluación médica, está trabajando en su posición jurídica que comunicará oportunamente, pero sí solicitará un informe al Sistema Penitenciario para conocer si el acusado está incomunicado o no.

Finalmente, el magistrado de Garantías, advirtió que tomará su tiempo prudencial para analizar los vídeo de las sesiones anteriores, a fin de hacer una valoración de todos los argumentos de las partes, y así tomar la mejor decisión en cuanto a la admisibilidad de las pruebas aportadas para el juicio.

No obstante lo anterior, ante la advertencia de la defensa que no se le ha dado traslado de las objeciones hechas, el magistrado de Garantías suspendió el acto hasta mañana jueves, 27 de septiembre, a las 2:00 p.m., para darle la oportunidad a la defensa de hacer sus réplicas sobre las objeciones a sus pruebas.

En ese sentido, se decretó el receso siendo las 5:15 de la tarde, en la sede del Palacio de Justicia Gil Ponce.

Pin It