Acciones del Canal de Panamá ante COVID-19

ZETA.- Desde el inicio de la alerta mundial por el coronavirus, el Canal de Panamá ha formado parte de las acciones adoptadas por el país, tanto en las operaciones de la vía interoceánica, como en la divulgación de las medidas preventivas de salud entre sus colaboradores.
 
Con relación al tránsito de buques, en enero pasado se notificó a las navieras que los barcos que lleguen a aguas del Canal de Panamá y hayan estado en alguno de los países con casos confirmados de coronavirus deben informar esta condición previo a su arribo.
 
Tránsito de buques
 
El Canal de Panamá, a través de su personal de inspección y control, tiene la función de velar por el cumplimiento del Reglamento de Sanidad y Prevención de enfermedades contagiosas dentro de aguas del Canal de Panamá.
 
Estas inspecciones por temas de riesgo de contagio se han venido efectuando desde hace muchos años, y se hacen al 100% de los buques que arriban a aguas jurisdiccionales del Canal de Panamá.
 
Los controles existentes son:

  • El buque está obligado a reportar sus condiciones a bordo, y en la actualidad lo hace a través de la Ventanilla Única Marítima de Panamá (VUMPA). En caso de incumplimiento y/o dar información falsa, queda sujeto a penalidades y/o restricciones.
  • El arqueador del Canal de Panamá embarca y confirma a través de un formulario previamente llenado en la VUMPA las 9 preguntas incluidas en la Declaración Marítima de Salud.
  • Una vez a bordo cuestiona nuevamente al capitán u oficial a cargo para confirmar que en el momento no hay enfermos a bordo o alguien con sintomatología relacionada.
  • En caso tal se tenga alguna respuesta positiva, y que dependiendo de los síntomas se concluya que hay alguna posibilidad de alguna enfermedad relevante, se procede a llamar a Sanidad Marítima del MINSA para que embarque, y mientras esto sucede, se prohíbe el embarque y desembarque de personas y se despliega la bandera amarilla, que denota cuarentena al buque.
  • Una vez inspeccionado por el MINSA, se procede dependiendo de los resultados.

Para el caso puntual del COVID-19 se han tomado medidas adicionales:

  • El buque debe reportar al MINSA cuando se dan cambios de tripulación en los últimos 14 días que vengan de puertos con casos de COVID-19.
  • El arqueador del Canal de Panamá llama por radio antes de embarcar el buque, confirmando nuevamente si se encuentran todos saludables a bordo y si han tenido algún cambio de tripulante reciente.
  • Se le ha ofrecido al personal mascarillas y gel alcoholado.
  • Se mantiene comunicación permanente con los médicos de Sanidad Marítima del MINSA.
  • El MINSA envió comunicado a todas las navieras, que los obliga a reportar cualquier persona que tenga síntomas de enfermedad, independientemente que sea o no relacionada al COVID-19.

Centros de visitantes
 

Los centros de visitantes del Canal de Panamá en Miraflores, en la ciudad capital, y Agua Clara, en Colón, están cerrados totalmente hasta nuevo aviso, luego de tomar medidas escalonadas para reducir la atención al público, a fin de salvaguardar el bienestar de la población.
 
En los centros se reforzaron los controles de limpieza y desinfección, luego se eliminó la venta de boletos en taquilla, hasta llegar al cierre temporal, cumpliendo con las indicaciones de las autoridades.
 
Igualmente permanece cerrado el Centro Interactivo del Canal de Panamá en Santiago, provincia de Veraguas, y la Biblioteca Roberto F. Chiari, ubicado en el Centro de Capacitación Ascanio Arosemena, en Balboa, ciudad capital.