Bolsonaro amenaza con no renovar concesión de TV Globo

Pin It

BRASILIA, (CAROLINA DE ASSIS-SH).-El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, amenazó con no renovar la concesión pública de TV Globo después de que la radiodifusora emitiera un reportaje que menciona el nombre del presidente en la investigación sobre el asesinato de Marielle Franco, una concejal baleada en Río de Janeiro el 14 de marzo de 2018.

Bolsonaro transmitió en vivo en Facebook a las 4 de la mañana de este 30 de octubre en Riad, Arabia Saudita, donde se encuentra por un viaje diplomático desde el 28 de octubre. Llamó al periodismo de TV Globo “podrido”, “sin escrúpulos”, “villano”, entre otros insultos, y dijo que trabaja para “sacar a Brasil del hoyo a pesar de la prensa sucia, repugnante, canalla, inmoral como el Sistema de Radio y Televisión Globo”.

“Ustedes renovarán la concesión en 2022. No los perseguiré. Pero el proceso será limpio. Si no está limpio, legal, no hay renovación de su concesión, y no más televisión”, dijo el presidente en un momento de la transmisión. Minutos después, volvió a hablar sobre el proceso de renovación de concesiones, desafiando a la radiodifusora.

“No voy a hablar con ustedes de TV Globo. Tenemos una conversación en 2022. Tengo que estar muerto para entonces. Porque el proceso de renovación de la concesión no será una persecución. No para ustedes, no para TV, no para radio, para ninguna. Pero el proceso tiene que ser pulcro, tiene que ser genial. No habrá atajos ni para ustedes ni para nadie. ¿Esa es la preocupación de ustedes? Sigan haciendo esa canallada en contra del presidente Jair Bolsonaro y su familia. Sigan así, TV Globo”, amenazó.

Las declaraciones del Presidente fueron en respuesta a un reportaje del Jornal Nacional publicada en la noche del 29 de octubre que establecía que uno de los sospechosos de asesinar a Marielle Franco se reunió con otra persona acusada del crimen, que vive en el mismo condominio donde vive

Bolsonaro, en Río de Janeiro, horas antes del asesinato. El reportaje en TV Globo tuvo acceso al testimonio del portero del condominio en el que afirma que el visitante dijo que iba a la casa de Jair Bolsonaro, entonces diputado federal, y alguien en la casa respondió la llamada a través del intercomunicador y autorizó la entrada. El portero habría seguido el movimiento del automóvil y vio que fue a la casa del otro sospechoso del crimen.

Los sospechosos salieron del condominio en otro automóvil y cometieron el crimen horas después, según una investigación policial.
Franco, concejal de Río de Janeiro por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL), fue asesinada esa noche con nueve disparos. En el ataque también murió Anderson Gomes, conductor del automóvil en el que ella estaba.

El reportaje de Jornal Nacional también afirma que, el día del asesinato de Franco, Jair Bolsonaro estaba en Brasilia, según los registros de la presencia del entonces diputado en el pleno de la Cámara y videos publicados en sus redes sociales el 14 de marzo de 2018.

“Una canallada, TV Globo. Una canallada que hace una historia de horario estelar, bajo la sospecha de que yo podría haber participado en el asesinato de Marielle Franco”, dijo el presidente en su transmisión en vivo.
En respuesta a las declaraciones del Presidente, Globo afirmó que “no actúa sin escrúpulos, ni [hace] una canallada”.

Hace, como siempre, periodismo con seriedad y responsabilidad. Reveló la existencia del testimonio del portero y las declaraciones que hizo. Pero resaltó, con énfasis y por su propia investigación, que la información del portero chocó con un hecho: la presencia del entonces diputado Jair Bolsonaro en Brasilia ese día, con dos entradas en la lista de asistencia a la votación”.

“Globo lamenta que el Presidente revele que no conoce la misión del periodismo de calidad y utiliza términos injustos para insultar a quienes no hacen nada más que informar con precisión al público brasileño. Sobre la declaración de que, en 2022, no perseguirá a Globo, sino que solo renovará su concesión si el proceso es, en sus palabras, pulcro, Globo afirma que no podría esperar de él ninguna otra acción. Hace 54 años, la radiodifusora nunca dejó de cumplir sus obligaciones”, dijo Globo en un comunicado.

Organizaciones repudian la amenaza a la libertad de prensa

Organizaciones que defienden las libertades de prensa y de expresión repudiaron las declaraciones del Presidente brasileño, que tiene un historial de hostilidad contra los periodistas desde la campaña electoral que lo llevó a la presidencia.

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) pidió en un comunicado que Bolsonaro “se abstenga de insultar y amenazar a los medios de comunicación”.

“Las amenazas e insultos del presidente Bolsonaro contra la cadena de noticias más grande de Brasil no tienen lugar en la democracia”, dijo Natalie Southwick, coordinadora del Programa de Centroamérica y Sudamérica del CPJ, según el comunicado. “Los brasileños tienen derecho a acceder a las noticias sin restricciones gubernamentales, y la capacidad del gobierno para emitir licencias nunca debe usarse como una forma de censura”.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) dijo en un comunicado que “repudia los ataques [de Bolsonaro], marcados por un discurso de odio extremadamente peligroso y preocupante”. La organización recordó que hace dos días, el Presidente publicó un video en su cuenta de Twitter que lo caracterizaba como un león atacado por hienas que representaban a sus presuntos oponentes, incluido TV Globo, el periódico Folha de S. Paulo, la revista Veja y la radio Jovem Pan, así como la ONU y el Supremo Tribunal Federal. Bolsonaro luego se disculpó y eliminó la publicación, que calificó como un error.

“Los ‘errores’ del presidente Bolsonaro, así como sus declaraciones, tienen peso. Al insultar y humillar a algunos de los medios de comunicación más importantes de la prensa nacional, la máxima autoridad del país contribuye y estimula un clima de odio y desconfianza generalizada hacia el periodismo”, dijo Emmanuel Colombié, director del Despacho América Latina de RSF, de acuerdo con el comunicado de la organización.

“La frecuencia de estos ataques es particularmente preocupante, y las amenazas de Jair Bolsonaro de no renovar la concesión de TV Globo en 2022 son extremadamente graves y se asemejan a la censura”.

Edison Lanza, Relator Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), comparó la amenaza de Bolsonaro con lo que hizo Hugo Chávez en Venezuela en 2007, cuando no renovó la concesión pública de RCTV.

“Bolsonaro responde a cobertura de @OGloboPolitica que mirará con lupa renovación de la frecuencia televisiva en 2023. En caso RCTV v Venezuela la @CorteIDH entendió amenazas de Chávez por línea editorial, seguida de no renovación [de la concesión] como censura indirecta”, escribió Lanza en su cuenta de Twitter.

Daniel Bramatti, presidente de la Asociación Brasileña de Periodismo Investigativo (Abraji, por su acrónimo en portugués), califició las declaraciones de Bolsonaro como una “agresión fuera de lugar” en un comunicado enviado a Folha de S. Paulo.

“La más reciente agresión de Jair Bolsonaro a periodistas y al periodismo, reforzado por sus hijos, está fuera de lugar. Al insinuar posibles represalias contra un medio y periodistas por estar molesto por un reportaje, el Presidente promueve otro ataque grave contra la libertad de prensa”, dijo.

“No nos sorprende, pero nos causa indignación”, dijo María José Braga, presidente de la Federación Nacional de Periodistas (Fenaj), también a Folha. “Una vez más, Bolsonaro no se comporta como un presidente, no respeta la dignidad de su cargo, usa su posición para desacreditar a la prensa y difundir la hostilidad entre sus seguidores contra los periodistas. Es muy grave”.

Según el artículo 223 de la Constitución Federal de Brasil (1988), “corresponde al Poder Ejecutivo otorgar y renovar la concesión, permiso y autorización para el servicio de radiodifusión sonora y de imágenes, observando el principio de complementariedad de los sistemas privados, público y estatales”.

Según Folha, la concesión de TV Globo vence el 15 de abril de 2023, pero el Presidente de la República puede decidir sobre la concesión hasta un año antes de su vencimiento, que en este caso sería el último año del mandato de Bolsonaro. Sin embargo, según la Constitución, “la no renovación de la concesión o permiso dependerá de la aprobación de al menos dos quintos del Congreso Nacional, mediante votación nominal”.

https://knightcenter.utexas.edu/es/blog/00-21356-bolsonaro-amenaza-con-no-renovar-concesion-de-tv-globo-luego-de-un-reportaje-sobre-la-

Pin It