Jerarquía católica califica de doloroso, escándalo de tres sacerdotes en juego sexual con otros hombres

Pin It

ZETA.- La Conferencia Episcopal de Panamá (CEP), el máximo organismo de la iglesia catolica calificó de "dolorosos y escándalosos" los acontecimientos relacionados con tres sacerdotes involucrados en relaciones sexuales con otros hombres.

En un comunicado firmado por el presidente de la CEP, Rafael Valdivieso y los obispos Pedro Hernández, Manuel Ochogvia, el Arzobispo José Domingo Ulloa y el Cardenal, José Luis Lacunza, se aseguró que la iglesia católica "ha perdudardo pro más de 2000 años y perdudará, pesar de la fragilidad y los pecados de sus miembros, porque es un proyecto de Dios".

El sitio digital Claramente, abierto crítico de la iglesia católica y su jerarquía, divulgó videos donde un sacerdote concerta un encuentro sexual con un joven venezolano, quien dijo ser empleado en la Basílica Menor Don Bosco en la capital.

Los sacerdotes Rogelio Topin (quien aparece en las imágenes con el venezolano, concertando el encuentro sexual y presuntamente teniendo una relación) fue separado del cargo, al igual que los párrocos Orlando Rivera y Karl Madrid.

La oficina de prensa de la arquidiócesis de Panamá se confesó "profundamente herida y avergonzada" por las "conductas inapropiadas escandalosas de los sacerdotes".

Hace dos meses fue separado, también de su cargo, el cura David Cosca, tras el asesinato en un luoso hotel capitalino de uno de sus colaboradores.

Aunque el sacerdote no fue acusado de asesinato, si es investigado por encubrimiento, por haber alquilado y visitado la habitación donde ocurrió el crimen.

La prensa nacional insinuó que se trató de un crimen pasional.

Los obispos panameños recordaron al Papa Francisco cuando dijo que "con tantos pecados, tantos escándalos (la iglesia) no colapsó porque Dios está ahí".

Igualmente, pidió oraciones para las vocaciones y la vida consagrada, "para que Dios permita hacer un proceso de dicernimiento de cara a la realidad y para que su alma siempre sea preservada del mal".

Claramente dijo que sospecha de otros sacerdotes involucrados en encuentros sexuales con otros hombres, a pesar que la iglesia se opone a la homosexualidad e impone el celibato.

En el año 2016, la iglesia católica panameña confirmó la investigación de 8 casos de presunto abuso sexual por parte de sacerdote, ocurridos diez años atrás.

Pin It