Suicidio: una persona muere cada 40 segundos

Pin It

GINEBRA, (OMS/OPS) .- El número de países con estrategias nacionales de prevención del suicidio ha aumentado en los cinco años transcurridos desde la publicación del primer informe mundial de la OMS sobre suicidio, dijo la Organización Mundial de la Salud en el marco del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, el 10 de septiembre. Pero el número total de países con estrategias, solo 38, todavía es demasiado bajo y los gobiernos deben comprometerse a establecerlos.

"A pesar del progreso, una persona todavía muere cada 40 segundos por suicidio", dijo el Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. “Cada muerte es una tragedia para familiares, amigos y colegas. Sin embargo, los suicidios son prevenibles. Hacemos un llamado a todos los países para que incorporen estrategias comprobadas de prevención del suicidio en los programas nacionales de salud y educación de manera sostenible”.

El suicidio continua siendo un problema de salud pública de gran relevancia en las Américas, donde constituye la 21.a principal causa de muerte. Cada año más de 81.000 personas se quitan la vida en la regieon, el 56% de ellas en Estados Unidos y Canadá. En las últimas décadas, y en particular desde 2000, se han desarrollado varias estrategias nacionales de prevención del suicidio.

“El suicidio es un tema complejo, con una multitud de factores intervinientes, por lo tanto no hay una sola respuesta a este problema”, indicó Claudina Cayetano, asesora regional en suicidio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Cayetano explicó que las estrategias de prevencioìn abarcan la vigilancia, la restriccioìn de los medios utilizables para consumar el suicidio, directrices para los medios de difusioìn, la reduccioìn del estigma y la concientizacioìn del puìblico, asiì como la capacitacioìn del personal de salud, educadores y policiìas, entre otros.

El 10 de septiembre, la OMS, en colaboración con socios mundiales, la Federación Mundial de Salud Mental, la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio y United for Global Mental Health, está lanzando la campaña de 40 segundos de acción. La culminación de la campaña será el Día Mundial de la Salud Mental, el 10 de octubre, cuyo enfoque este año también es la prevención del suicidio.

Tasa de suicidio más alta en países de altos ingresos; segunda causa principal de muerte entre los jóvenes

La tasa global de suicidio estandarizada por edad [1] para 2016 [2] fue de 10,5 por 100.000. Sin embargo, las tasas variaron ampliamente entre países, desde 5 muertes por suicidio por 100.000, hasta más de 30 por 100.000. Mientras que el 79% de los suicidios del mundo ocurrieron en países de bajos y medianos ingresos, los países de altos ingresos tuvieron la tasa más alta, con 11,5 por 100.000. Casi tres veces más hombres que mujeres mueren por suicidio en países de altos ingresos, en contraste con los de bajos ingresos. y países de ingresos medios, donde la tasa es más igualitaria.

El suicidio fue la segunda causa principal de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años, después de una lesión en la carretera. Entre los adolescentes de 15 a 19 años, el suicidio fue la segunda causa de muerte entre las niñas (después de las condiciones maternas) y la tercera causa de muerte en los niños (después de las lesiones en la carretera y la violencia interpersonal).

Los métodos más comunes de suicidio son el ahorcamiento, el autoenvenenamiento con pesticidas y las armas de fuego. Las intervenciones clave que han demostrado tener éxito en la reducción de los suicidios son restringir el acceso a esos medios; educar a los medios de comunicación sobre cobertura responsable del suicidio; implementar programas entre los jóvenes para desarrollar habilidades para la vida que les permitan hacer frente a las tensiones de la vida; e identificación temprana, manejo y seguimiento de personas en riesgo de suicidio.

Regulación de plaguicidas: una estrategia infrautilizada pero altamente efectiva

La intervención que tiene el potencial más inminente para reducir el número de suicidios es restringir el acceso a los pesticidas que se usan para autoenvenenamiento. La alta toxicidad de muchos pesticidas significa que tales intentos de suicidio a menudo conducen a la muerte, particularmente en situaciones donde no hay antídoto o donde no hay instalaciones médicas cercanas.

Como se indica en la publicación de la OMS publicada hoy, Prevención del suicidio: un recurso para los registradores y reguladores de pesticidas, ahora hay un creciente cuerpo de evidencia internacional que indica que las regulaciones para prohibir el uso de pesticidas altamente peligrosos pueden conducir a reducciones en las tasas nacionales de suicidio.

El país mejor estudiado es Sri Lanka, donde una serie de prohibiciones condujo a una caída del 70% en los suicidios y se estima que 93.000 vidas se salvaron entre 1995 y 2015.

En la República de Corea, donde el herbicida paraquat representaba la mayoría de las muertes por suicidio con pesticida en la década de 2000, la prohibición del paraquat en 2011-2012 fue seguida por una reducción a la mitad de las muertes por suicidio por envenenamiento por pesticidas entre 2011 y 2013.

La calidad de los datos necesita mejorar

El registro oportuno y el monitoreo regular del suicidio a nivel nacional son la base de estrategias nacionales efectivas de prevención del suicidio. Sin embargo, solo 80 de los 183 Estados Miembros de la OMS para los que se produjeron estimaciones en 2016 tenían registros de datos vitales de buena calidad. La mayoría de los países sin esos datos eran de ingresos bajos y medios.

Una mejor vigilancia permitirá estrategias de prevención del suicidio más efectivas y un informe más preciso del progreso hacia los objetivos globales.

Pin It