Pliegos de cargos, clave en nueva Ley de Contrataciones Públicas

Pin It

ZETA.- Una nueva  ley de  Contrataciones Públicas y no reformas, es lo que se requiere  para  acabar  con la discrecionalidad  en los pliegos de cargos que conduce a actos de corrupción, fue la conclusión del  foro  de  Contrataciones Públicas  realizado  por la Sociedad Panameña de  Ingenieros y Arquitectos (SPIA).

El abogado  Carlos  Gasnell, especialista  en contrataciones públicas cuestionó  en su presentación  la excesiva  discrecionalidad  de  los  que redactan los pliegos de  cargos, sumado a la  cantidad de reclamos de  empresas  cuando culmina  el acto público, retrasando el inicio de los proyectos.

Otro de  los aspectos  en la actual ley  y que se espera sea reformado  en el proyecto  que debe  discutirse  en la Asamblea  Nacional,  es la estandarización de los contratos y pliegos de tal  manera  que se  parezcan lo más posible  entre  las  instituciones  del  Estado, que el registro de  proponentes  asuma  un  papel  más  protagónico y que las evaluaciones tengan lugar al momento  de  obtener la certificación. Con este último  se lograría  que  en el acto público se evalúe el precio y  otros  puntos  realmente  importantes.

Por  su parte, el ingeniero Rogelio Delgado, ex  presidente de la SPIA  y  actual director de la  Regional de  Azuero, manifestó  que  en el nuevo  proyecto de  ley  de  Contrataciones se exigirá mayor  transparencia y el impulso de  acciones  concretas  que eliminen  la corrupción  y  que justifiquen  técnicamente  la inversión de los  dineros públicos en las  obras  a  desarrollar.

El ingeniero  Delgado  hizo  énfasis  también  en los denominados  Términos de  Referencia (TDR)  que  generalmente  son  confeccionados  para  favorecer a  algún  proponente  en particular y en los que descalifican  a los  profesionales  nacionales de la ingeniería y arquitectura   por una serie   requisitos    no  pueden  cumplir.

A  juicio  del ex  presidente de la  SPIA, los contratos de diseño,  construcción y financiamiento no han contribuido al buen ejercicio de la  ingeniería  y arquitectura  en el país.

Cerró   el foro  el  diputado Julio  Mendoza  cuestionando   el  proyecto de ley del  Ejecutivo en el aspecto de limitar  hasta 7 millones de  dólares  a participación  de  pequeñas y medianas  empresas  nacionales  en los actos públicos.

Sostuvo  que  hay que separar  el estudio y diseño de la construcción porque  por  ahí  se  cuela  el  virus de la  corrupción.

Pin It