rsflogo cpj ipi insi ifex2 ifj wanifaaministia2 oea2

"Censura de facto" en Nicaragua denuncia la SIP en Washington

Pin It

ZETA.- Una "censura de facto" en contra de la libertad de prensa es lo que se vive en el país, aseguró el periodista nicaragüense Carlos Fernando Chamorro, durante una mesa redonda sobre libertad de expresión y democracia en Nicaragua que se celebró hoy en esta ciudad.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y la organización Diálogo Interamericano (IAD, siglas en inglés) organizaron la actividad para denunciar las graves violaciones a la libertad de prensa y los derechos civiles en Nicaragua. En las discusiones abiertas participaron representantes de organizaciones sociales y civiles; del Departamento de Estado, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y embajadores, entre otros.

Michael Shifter, presidente del IAD, moderó el diálogo en el que expusieron Chamorro, director de Confidencial y Esta Semana de Nicaragua; Edison Laza, relator especial para la Libertad de Expresión y María Elvira Domínguez, presidenta de la SIP, quien encabeza una delegación internacional de la organización que visita Washington DC del 6 al 8 de marzo.

Chamorro, exiliado con su familia en Costa Rica desde enero, habló de la "censura de facto" en contra de la libertad de prensa en Nicaragua. En específico se refirió al asesinato el 21 de abril de 2018 del periodista Ángel Gahona, la represión contra los periodistas, la confiscación y el cierre del canal 100% Noticias, Radio Darío y Confidencial; así como a la asfixia económica contra los diarios La Prensa El Nuevo Diario.

El periodista describió su exilio como "doloroso", pero "necesario para poder seguir informando". Chamorro reveló que la mitad del equipo de Redacción de Confidencial permanece en Nicaragua, "reportando desde un lugar clandestino". Dijo que al menos unos 50 periodistas han salido del país, aunque aclaró que son muchos más los periodistas independientes que siguen informando desde dentro del país.

Por su parte, Lanza comparó la represión y la criminalización de la libertad de prensa y de expresión en Nicaragua con los procesos de dictaduras militares de décadas pasadas en el Cono Sur. Resaltó además el altísimo porcentaje de impunidad debido a un Poder Judicial secuestrado por el Poder Político.

Durante su intervención Domínguez, directora de El País, Cali, Colombia, expresó que la SIP se encuentra en Washington porque "el caso de Nicaragua es de extrema gravedad" y tenemos "el objetivo puntual de seguir creando conciencia sobre las atrocidades que comete a diario el régimen de Daniel Ortega en contra de las libertades de prensa y expresión y en contra de los demás derechos civiles y políticos".

La presidenta de la SIP subrayó que "desde el primer día de gobierno de Ortega en 2007 venimos denunciando sin cesar las faltas graves a la libertad de prensa". Criticó que "pese a las denuncias, siempre nos sorprendió, incluso ahora, que el régimen haya pasado por debajo del radar de la comunidad internacional y que goce de su indiferencia". Lamentó que no haya reacción de la comunidad internacional "ante las primeras violaciones a la libertad de prensa de un país, porque son éstas las que comienzan a generar las alarmas y marcan la pauta para que un régimen siga luego avasallando todas las demás libertades".

El embajador de Chile ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), Hernán Salinas Burgos, evaluó que, si el actual proceso de diálogo en Nicaragua no da resultado, debe ponerse en marcha la aplicación de la Carta Democrática Interamericana.

Por su parte, la embajadora de Argentina ante la OEA, Paula María Bertol, uno de los diplomáticos más expresivos sobre el tema de Nicaragua desde la crisis de abril de 2018, aseguró que el tema no está olvidado, que se sigue trabajando y se mostró a favor del diálogo. Hizo un llamado público a los medios y periodistas a identificar "con nombre y apellido" a los jueces que están interactuando con el poder y condenan periodistas, como una forma de generar presión ante un Poder Judicial politizado.

Desiree Elizondo, esposa de Carlos Fernando Chamorro, dijo que en representación de 130 familias de las víctimas creó desde abril de 2018 un nuevo organismo que recoge los testimonios de los afectados. Elizondo agregó que la expulsión y salida de los organismos internacionales de derechos humanos "fue un duro golpe" y que debido a la persecución muchas familias de las víctimas se fueron al exilio. "La impunidad es total" en Nicaragua, subrayó.

La delegación internacional de la SIP permanecerá en Washington DC tres días (6 al 8 de marzo). Además de la mesa redonda sobre Nicaragua, la SIP se reunirá con el secretario general de la OEA, Luis Almagro; la secretaria adjunta de la CIDH, Marisol Blanchard; el director de la División de las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco; representantes del Congreso, funcionarios del Departamento de Estado y de otras dependencias del gobierno, con el propósito de mantener en la agenda pública internacional la grave situación por la que atraviesan las libertades de expresión y de prensa en Nicaragua.

Domínguez está acompañada en la capital estadounidense por Edward Seaton, expresidente, The Manhattan Mercury, Kansas, EE.UU.; Roberto Rock, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, La Silla Rota, Ciudad de México, México; José Roberto Dutriz, presidente del Comité Ejecutivo, La Prensa Gráfica, San Salvador, El Salvador; Gabriela Vivanco, presidenta de Nuevos Socios, La Hora, Quito, Ecuador; Ernesto Kraiselburd, presidente del Instituto de Prensa, El Día, La Plata, Argentina y Ricardo Trotti, director ejecutivo.

La SIP es una entidad sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión en las Américas. Está compuesta por más de 1.300 publicaciones del hemisferio occidental; y tiene sede en Miami, Florida, Estados Unidos.

Pin It