Hacking ético: ¿por qué es necesario?

ZETA.- No todos los hackers son criminales, ni trabajan en un lugar oscuro o se encuentran encapuchados frente a un computador. Fluid Attacks, compañía dedicada a pruebas de seguridad, entrega detalles de la importancia que tiene el hackeo ético para las empresas de hoy en día y las claves que hacen a este concepto necesario para la sociedad.

“El hacker ético es un experto en computación y redes, que con el consentimiento de una persona u organización, realiza constantemente ataques a un sistema, para encontrar vulnerabilidades que un cibercriminal o un hacker malicioso podría eventualmente hallar. Actualmente los software y redes deben probarse desde que empiezan a construirse hasta que ya prestan el servicio a sus usuarios, para que las organizaciones logren defenderse de potenciales ataques”, explica Vladimir Villa, CEO de Fluid Attacks.

A continuación 5 razones de por qué el hacking ético es necesario para la sociedad:

1. Protege software y redes: Para prevenir ciberataques un hacker ético se centra en identificar las vulnerabilidades de seguridad que pueda tener una red o sistema antes de que alguien pueda penetrar y abusar del sistema de una organización.

“A través del pentesting, testeo de penetración, se puede determinar dónde están las debilidades de un sistema. En nuestra compañía contamos con un equipo de hackers que se dedican a realizar ataques a los sistemas informáticos, para luego identificar y reportar a las organizaciones las vulnerabilidades encontradas”, detalla Villa.

2. Normativas: En general las entidades financieras y las empresas que crean nuevos productos, como Apps y Softwares, requieren del servicio de un hacker ético ya que operan con regulaciones que les exigen probar sus productos.

“Las personas piensan que solamente las entidades financieras, o compañías que manejen datos personales son quienes requieren realizar pruebas de penetración. Pero, en general, toda compañía que tenga presencia en internet, y en especial, las que capturen datos o realicen transacciones necesitan saber dónde están sus vulnerabilidades desde la creación de sus productos digitales. Esto, con el fin de prevenir problemas de ciberseguridad que puedan terminar afectando la reputación y finanzas de su organización”, detalla Villa.

3. Cibercriminales no se detienen: Ya sea actualizando sus estrategias o desarrollando nuevos métodos para penetrar software, los cibercriminales siempre estarán buscando la forma de concretar sus amenazas.

“Los ataques evolucionan constantemente, por lo que los sistemas deben ser probados continuamente. Para poder soportar ataques y mantener la confianza de sus clientes, las empresas necesitan protección y estar a la vanguardia en cuanto a ciberseguridad”, agrega Villa.

4. Industria en constante crecimiento: Cada vez hay más organizaciones que deciden adoptar nuevas tecnologías, a las cuales hay que prestar atención ya que tienen sus propias deficiencias en materia de ciberseguridad.

“Con cada nueva tecnología que aparece surgen nuevas amenazas. Si bien las defensas se van haciendo más sofisticadas es importante estar siempre atentos a los nuevos ataques que se pueden generar, y es por esto que se requiere el trabajo de hackers éticos para estar actualizados en materia de seguridad”, explica el ejecutivo de Fluid Attacks.

5. Entrena la IA: Existen herramientas automáticas de detección de vulnerabilidades, basadas en Inteligencia Artificial, que pueden arrojar falsos positivos, es decir que se detecta una anomalía en un programa, archivo o sistema, lo que hace pensar que existe una vulnerabilidad, cuando eso en realidad no es así. Pero una falencia aún mayor de estas herramientas automáticas son las fugas. Es decir, vulnerabilidades existentes que las herramientas no logran detectar y por lo tanto se pasan por alto y no se procede a su solución.

“La Inteligencia Artificial es realizada por máquinas, que pueden pasar por alto ataques generados por cibercriminales que piensan como humanos. Los hackers éticos pueden ayudar a entrenar la IA, simulando ataques de humanos, por lo que siempre será recomendable que en los procesos de detección de vulnerabilidades esté involucrada la inteligencia humana”, concluye Vladimir Villa, CEO de Fluid Attacks.

Acerca de Fluid Attacks

Desde 2001, Fluid Attacks ha desarrollado soluciones en servicios de seguridad para clientes en industrias como la bancaria, financiera, tecnología, salud, seguros, manufacturas, aerolíneas y medios. Nuestros servicios permiten a nuestros clientes trabajar a velocidad DevOps sin preocuparse por falsos positivos. Nuestro equipo de más de 70 expertos en seguridad trabaja en conjunto con su organización para asegurarse que las vulnerabilidades de su sistema sean identificadas y cerradas. Desarrollamos nuestra propia tecnología y el mejor talento de la región hace parte de nuestro equipo, sirviendo a organizaciones en todo el continente.

 

 

Add a comment

Cortizo pidió a magistrados, jueces y al contralor amarrarse pantalones

ZETA.-. El presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen, hizo este jueves un llamado a magistrados jueces y al contralor a "amarrarse los pantalones" y a procesar a cualquier funcionario que pida coimas a cambio de un contrato.

"En este gobierno no se necesita pagar coimas para obtener un contrato o agilizar un trámite", expresó el gobernante al cierre del Consejo de Gabinete Agropecuario, celebrado en Chiriquí.

"Están advertidos...no usen mi nombre, ustedes me conocen no me provoquen. Ningún miembro del PRD, ningún viceministro... No me pongan a prueba", agregó.

Mencionó específicamente a dos entidades como el Idaan y a la Autoridad de Aseo a las cuales "les tengo el ojo puesto".

"Aquel que se atreva, lo siento y lo pongo a cantar. Después que lo boto, lo llevo al Ministerio Público para que lo metan preso.", señaló el presidente.

"Pónganme a prueba , a mí no me hicieron con leche condensada, no estoy aquí para hacerles el jueguito", manifestó Cortizo Cohen.

"Deben entender que estamos para trabajar y servirle al pueblo, para eso estamos aquí, no para rebuscarse", advirtió Cortizo cohen.

 

Add a comment

Se inaugura la primera red de noticias investigativas sin fines de lucro del Caribe

KINGSTON, (PRNEWSWIRE).- La Caribbean Investigative Journalism Network (CIJN) acaba de arrancar con la presentación de cuatro reportajes de investigación producidos por más de una docena de periodistas caribeños. La CIJN es un proyecto del Media Institute of the Caribbean (MIC), que tiene su sede en Kingston, Jamaica.

Los cuatro reportajes de investigación multimedia de largo formato fueron dirigidos por el ex director y editor de Los Angeles Times, Davan Maharaj; el ex presentador y corresponsal de CNN, Jim Clancy; el periodista caribeño experimentado, Wesley Gibbings; y la ejecutiva de medios con sede en el Caribe, Kiran Maharaj.

Maharaj, presidente del MIC y cofundador de la CIJN, dijo que la iniciativa de la CIJN tenía por objeto "crear un espacio para nuestra región caribeña en el mapa mundial del periodismo investigativo de calidad... en las pequeñas naciones insulares nos encontramos limitados por la falta de recursos y el constante temor de que nuestras identidades sean reconocidas y nuestras vidas estén en peligro".

El reportaje sobre el ISIS revela un rastro de actividades relacionadas con el reclutamiento de militantes islamistas por parte de una red de organizaciones en el estado de dos islas.

El reportaje, titulado "Human Trafficking in Plain Sight" ("Tráfico de personas a plena vista"), explora las sórdidas realidades del tráfico de personas que surgen de los disturbios en Venezuela.

Se investiga en detalle la existencia de redes criminales que trabajan en conjunto con policías, autoridades de inmigración y empresas corruptas.

La investigación del equipo sobre las cuantiosas inversiones chinas en el Caribe traza la creciente influencia del gigante económico asiático en el desarrollo regional. Utilizando datos de apoyo, el reportaje examina el impacto de las inversiones opacas en los megaproyectos caribeños sobre el legado de deuda e influencia geopolítica en las Américas.

La CIJN analiza los desafortunados acuerdos de energía de PetroCaribe en el Caribe; revelando detalles sobre cómo una alianza petrolera fundada por Chávez para confrontar la influencia de Estados Unidos en el Caribe colapsó tras acuerdos rotos, esperanzas frustradas y corrupción desenfrenada.

En su intervención durante la inauguración, el corresponsal de Jamaica, Steffon Campbell, dijo que consideraba que la red regional de periodistas investigativos estaba capacitada para ver "el panorama general; un panorama regional; un panorama transnacional".

MIC es miembro de la Global Investigative Journalism Network (GIJN), el Global Forum for Media Development (GMFD), el Institute for Non-Profit News (INN) y el International Press Institute (IPI).

Su consejo asesor está compuesto por líderes de prensa, periodistas y protagonistas del desarrollo de los medios de comunicación de Norteamérica, Europa y el Caribe.

Se puede acceder a los reportajes de la CIJN en cijn.org.

Todos los contenidos pueden ser reproducidos libremente con atribución y sin enmiendas.

Para obtener más información, envíe un correo electrónico a: cijninfo@gmail.com.

 

 

Add a comment

Los millennials ven como una posibilidad real la guerra catastrófica

GINEBRA, (CICR). – Los millennials consideran la perspectiva de una guerra catastrófica como una posibilidad real en el trascurso de su vida. De hecho, la mayoría de los miembros de esta generación encuestados por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) consideran que es altamente probable que se produzca un ataque nuclear en los próximos diez años.

El año pasado, el CICR encargó la realización de una encuesta de la que participaron más de 16.000 millennials en 16 países, de los cuales, aproximadamente, la mitad están en paz y la otra, en conflicto. El estudio analiza las perspectivas de los millennials sobre los conflictos, el futuro de la guerra y los valores en los cuales se basa el derecho internacional humanitario, como la prohibición de la tortura en contra de los combatientes del enemigo.

Los resultados indican que los millennials sienten intranquilidad respecto del futuro, temor que probablemente se avive a raíz de la escalada de tensiones en todo el mundo.

Un gran número de encuestados (47%) creen que es sumamente probable que se desate una tercera guerra mundial en el trascurso de su vida. Y, si bien el 84% considera que el empleo de armas nucleares no es aceptable en ninguna circunstancia, el 54% piensa que existen altas probabilidades de que se produzca un ataque nuclear en los próximos diez años.

"Este presagio de los millennials puede reflejar un aumento en la polarización y la retórica deshumanizante", señaló Peter Maurer, presidente del CICR. "Si los millennials están en lo cierto al pensar que estallará una tercera guerra mundial, el sufrimiento será enorme. Todo esto nos recuerda la gran importancia del respeto de las leyes de la guerra, que protegen a la humanidad, hoy y en el futuro."

Un dato alentador es que el 74% de los encuestados consideran que las guerras son evitables; casi el mismo porcentaje (75%) opina que deben imponerse límites a la manera en que se libran las guerras.

No obstante, la encuesta revela tendencias preocupantes que indican una falta de respeto por los valores humanos esenciales consagrados en el derecho internacional: el 37% de los encuestados creen que la tortura es aceptable en determinadas circunstancias —incluso tras recibir una explicación sobre la convención de las Naciones Unidas que prohíbe esa práctica—, y el 15% opina que los combatientes deben hacer todo lo que puedan para ganar, más allá de las víctimas civiles que se produzcan.

Las respuestas ponen de relieve que la experiencia de la guerra engendra odio hacia ella. En Siria, el 98% indicó que el empleo de armas nucleares no es aceptable en ninguna circunstancia; el 96% indicó lo mismo sobre las armas químicas; otro 96%, al respecto de las armas biológicas; y el 85% opina que se debe permitir a los combatientes del enemigo capturados establecer contacto con sus familiares. Estas cuatro respuestas arrojaron los porcentajes más elevados de los 16 países participantes.

"Cuando ves a tus amigos y familiares sufrir los horrores de la guerra, no quieres saber nada de las armas de la guerra. Las respuestas que dieron los millennials en Siria, Ucrania y Afganistán confirman un hecho evidente para nosotros: la experiencia de la guerra provoca odio hacia la guerra", afirmó Maurer.

Las personas que viven en países en conflicto tienden más a pensar que, en el futuro, las guerras disminuirán o desaparecerán, en comparación con los encuestados de países en paz (46% y 30%, respectivamente). Las respuestas provenientes de países en guerra también reflejan un alto grado de esperanza: el 69% de los encuestados de Ucrania piensan que es probable que la guerra en su país termine en los próximos cinco años.

Armas nucleares: los resultados reflejan una ambigüedad en torno del tema de las armas nucleares: por lo menos, dos tercios de los encuestados en los 16 países afirmaron que el uso de las armas nucleares "no es aceptable en ninguna circunstancia", pero la mayoría (54%) también considera que se producirá un ataque nuclear en los próximos diez años. Este mismo porcentaje opina que las armas nucleares deberían prohibirse.

En Siria, el 98% manifestó que el empleo de estas armas no es aceptable en ninguna circunstancia; le siguen Colombia (93%), Ucrania (92%) y Suiza (92%). Del otro lado del espectro se encuentran las respuestas de Nigeria (68%) y Estados Unidos (73%).

Cuatro de cada cinco encuestados afirmó que la existencia de las armas nucleares representa una amenaza para la humanidad; el 64% de los encuestados afirmó que los Estados que las poseen deberían eliminarlas.

Principales preocupaciones para los millennials: pese a manifestar esas opiniones respecto de un ataque nuclear en el futuro, los encuestados también señalaron las armas nucleares como lo menos preocupante a partir de una lista de doce temas. Lo que más preocupación despierta es la corrupción, señalada como tal por el 54% de los encuestados, seguida por el desempleo (52%), la pobreza creciente y el terrorismo (47% ambos), y la guerra y los conflictos armados (45%). El 24% de los encuestados mencionaron las armas nucleares.

El futuro del combate: sobre el futuro del conflicto, el 36% de los encuestados opinaron que los drones y los robots autónomos, es decir, no controlados por seres humanos, provocarán un aumento en el número de víctimas civiles de las guerras y los conflictos armados; el 32% indicó que provocarán una disminución de ese número y el 24%, que no cambiarán nada.

Víctimas civiles: el 78% de los encuestados opinan que los combatientes deben evitar las víctimas civiles tanto como sea posible. El porcentaje en los países en paz fue superior al de los países en conflicto (83% frente a 73%).

Salud mental: el 73% indicó que la atención en salud mental de las víctimas de los conflictos es tan importante como la atención de sus necesidades en materia de agua, alimentos y refugio.

El porcentaje más alto de respuestas que se inclinan hacia esta opinión se registró en Siria (87%), mientras que el más bajo, en Israel (60%).

Tortura: el 55% afirma que torturar a combatientes del enemigo capturados no es aceptable en ninguna circunstancia; los porcentajes más elevados se registraron en Siria y Colombia (71% en ambos países), mientras que los más bajos surgieron en Israel (23%) y Nigeria (29%).

Convenios de Ginebra: el 75% considera que, 70 años después de la firma de los Convenios de Ginebra, aún existe la necesidad de imponer límites a la manera en que se libran las guerras. El 54% de los encuestados han oído hablar de los Convenios de Ginebra; los porcentajes más elevados se registraron en Siria (81%), Rusia y Ucrania (76% en ambos), Francia (75%) y Suiza (74%).

Metodología:

La encuesta "Los millennials y la guerra" fue encargada por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) a la empresa Ipsos, que la llevó adelante entre el 1 de junio y el 7 de octubre de 2019, a partir de una metodología mixta. Se realizaron 16.288 entrevistas a adultos de entre 20 y 35 años en los siguientes 16 países: Afganistán, Colombia, Estados Unidos, Francia, Indonesia, Israel, Malasia, México, Nigeria, Reino Unido, Rusia, Siria, Sudáfrica, Suiza, territorio palestino ocupado y Ucrania.

Se establecieron cupos de encuestados de determinadas edades, regiones y tipos de asentamientos para que la muestra fuera representativa de las estructuras poblacionales de los millennials en los respectivos países según esas variables.

 

Add a comment

Una vista panorámica de Panamá a finales de 1800

ZETA, (SONIA TEJADA-STRI-SI-EDU).- Las abejas y su polen revelan el entorno de la primera catedral en el continente americano, al igual que las fotos del destacado fotógrafo de paisajes, Eadweard Muybridge.

En anticipación de la visita del Papa Francisco a Panamá en el 2018, los trabajadores de restauración de la Catedral de la Basílica de Santa María la Antigua descubrieron unos frágiles racimos de color marrón, que adentro contenían cámaras en miniatura, cubiertas con hoja de oro y pintura sobre las columnas del retablo. Los científicos del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI) identificaron los racimos como nidos de abejas de las orquídeas. El polen de los nidos y las fotos de la ciudad del siglo XIX del Museo Smithsonian de Arte Americano ofrecen vistas complementarias de la encrucijada del continente justo después de la fiebre del oro de California y antes de la construcción del Canal de Panamá.

La Catedral es la primera en el continente americano, al menos según una bula papal. En 1513, el papa Adrián VI decretó la primera diócesis católica en el continente americano en Santa María de la Antigua, en la costa caribeña de Colombia. La misma bula autorizó la primera Catedral: una estructura con techo de paja perteneciente al cacique Cémaco. En 1524, la bula y las reliquias de la iglesia fueron transferidos al primer asentamiento español en la costa del Pacífico. Y después de que el pirata Henry Morgan saqueara la ciudad vieja en 1671, éstas pasaron a la Catedral de la Basílica de Santa María la Antigua de la Ciudad de Panamá, construida a partir de 1688 y consagrada en 1796.

Un incendio quemó partes de la Catedral en 1870. Durante una restauración menor luego del incendio, los trabajadores pintaron los capiteles de las columnas con pintura dorada, sin quitar los nidos de abejas de la parte superior del retablo. De manera que, los nidos de abejas descubiertos por los trabajadores de la empresa italiana, Dalmática Conservaçao e Restauro, en el 2018 tienen más de 150 años.

La museóloga y periodista, Wendy Tribaldos, que estaba trabajando con el Comité Arquidiocesano Amigos Iglesias del Casco Antiguo y el Consorcio La Antigua, llevó los nidos al Smithsonian, con la esperanza de obtener más información.

Después de que los científicos Bill Wcislo y David Roubik identificaran los nidos como el hogar de las especies de abejas de las orquídeas, Eufriesea surinamensis, basándose en la forma de los nidos, partes de una abeja adulta y varias pupas, entraron en manos de la gerente del laboratorio, Paola Galgani. Llevó los nidos al Centro de Paleontología y Arqueología Tropical de STRI, donde el experto en polen tropical, Enrique Moreno, identificó los granos de polen dentro de las células del nido, el primer estudio de polen en células de cría de esta especie, brindando al equipo una oportunidad inesperada para describir la vegetación a finales del siglo XIX en Panamá.

"Los nidos de abejas contenían polen de 48 especies de plantas de 23 familias", comentó Moreno. "El polen proviene principalmente de árboles en bosques secundarios y áreas abiertas, de Costus, una hierba ornamental común de sotobosque, pero también de Pseudobombax, un árbol conocido localmente como" barrigón", típico de bosques más maduros". También había polen de bosques costeros que incluyen una especie de manglar (Pelliciera rhizophorae), que ahora es muy raro cerca de la ciudad.

"Me sorprendió que encontraran nidos tan viejos", comentó Galgani, "para tener la oportunidad de descubrir la vegetación que recolectaron estas abejas en ese momento y encontrar una especie que ya no se encuentra en esta área. El polen proviene de diferentes fuentes: lo que estaban comiendo, lo que estaba atrapado en la resina que usaban para hacer sus nidos y el polen en la cera en las paredes de las células".

Mientras tanto, Wcislo se puso en contacto con John Jacob, curador de fotografía, y Richard Sorensen, especialista del museo, en el Museo Smithsonian de Arte Americano para obtener permiso para usar las fotos de paisaje de la ciudad de 1875 de Eadweard Muybridge.

"Casi todos los días, pasaba junto a unas copias descoloridas y de baja resolución de las fotos de Muybridge que han estado colgadas en el sexto piso del Centro Tupper [sede de STRI en Ciudad de Panamá] durante al menos 25 años", comentó Wcislo. “Sabiendo que Muybridge era un fotógrafo excepcional y preguntándome si sería posible encontrar los originales, descubrí que él trabajó como empleado del gobierno de los EE. UU. Y, por lo tanto, su trabajo debería ser de dominio público. Eventualmente descubrí que el Smithsonian tiene los originales".

Cuando Muybridge llegó a Panamá como fotógrafo con la Pacific Mail Steamship Company, pudo haber estado celebrando su recién descubierto reconocimiento después de una exhibición en San Francisco de sus dramáticas fotografías del Parque Nacional de Yosemite, o pudo haber estado evitando la infamia, después de que un tribunal de California dictó en sentencia un veredicto de "homicidio justificable" por asesinar al amante de su esposa. Hoy, Muybridge es recordado con mayor frecuencia por su fotografía pionera de la locomoción animal y su invención de un primer proyector de películas.

La vida de las plantas en las fotos de Muybridge refleja los hallazgos de los biólogos especialistas en abejas: principalmente vegetación arbustiva y secundaria con algunos parches de bosque más maduro. Wcislo, quien señala que las abejas eran "bastante católicas en sus preferencias de polen", comentó: "Fue oportuno que la visita del Papa a Panamá resultó en este descubrimiento". Añadió: "Estoy totalmente de acuerdo con la idea general expresada en su encíclica Laudato Si, que las sociedades se benefician de la inversión en investigación científica para comprender mejor cómo funcionan los ecosistemas naturales, cómo están siendo perturbados por las actividades humanas y cómo pueden ser restaurados. Tanto los creyentes como los no creyentes tienen mucho que ganar con más trabajo científico en las abejas de las orquídeas y otras criaturas".

"Los hallazgos de las abejas de la catedral son únicos", comentó Roubik. "Enrique y yo estudiamos la misma especie y el polen de nidos en la estación de investigación de STRI en Isla Barro Colorado en 1996, y he recopilado más material de Sherman (cerca de la costa del Caribe) en 1997. En el futuro, esperamos hacer una comparación del ‘antes y después’".

El Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, en ciudad de Panamá, Panamá, es una unidad de la Institución Smithsonian. El Instituto promueve la comprensión de la naturaleza tropical y su importancia para el bienestar de la humanidad, capacita estudiantes para llevar a cabo investigaciones en los trópicos, y fomenta la conservación mediante la concienciación pública sobre la belleza e importancia de los ecosistemas tropicales. Sitio web: www.stri.si.edu. Video Promocional: https://www.youtube.com/watch?v=M9JDSIwBegk
Referencia:
Galgani-Barraza, P., Moreno, J.E., Lobo, S., et al. 2019. Flower use by late nineteenth-century orchid bees (Eufriesea surinamensis, L.; Hymenoptera: Apidae) nesting in the Cathedral Basílica Santa María la Antigua de Panamá. Journal of Hymenoptera Research
El personal del Comité Arquidiocesano Amigos de Iglesias Casco Antiguo y el Consorcio la Antigua ayudó a proporcionar acceso a las muestras y al sitio. Los colegas actuales y anteriores de STRI contribuyeron lo siguiente: Jorge Ceballos ayudó con la microscopía; Marleny Rivera y Jorge Alemán tomaron fotos de las abejas y las celdas del nido, respectivamente; Carlos Jaramillo, Rick Condit, Stanley Heckadon y Jeff Hall proporcionaron amablemente información botánica o histórica útil; Dolores Piperno e Irene Holst analizaron fitolitos y proporcionaron información; y Lina González ayudó con los gráficos.

Pie de fotos:

Paisaje de la ciudad de Panamá, Casco Viejo, vista al Océano Pacífico. 1875. Eadweard Muybridge. El original está en el Smithsonian American Art Museum. Donación de Mitchell y Nancy Steir. Observe la torre de la catedral donde se encontraron los nidos de abejas, en la esquina superior derecha.

Células de Eufriesea surinamensis (cada célula contenía una abeja en desarrollo) pintadas con material dorado durante la restauración de 1871-1876

A) Primer plano de la célula,

B) Entrada de la célula pintada

C) Entrada de la célula que muestra los fragmentos de corteza utilizados por las abejas para construir sus nidos

D) Grupo de células pintado. E) vista lateral de una celda cubierta de hoja de oro.

Add a comment