El exoesqueleto del rascacielos de Zaha Hadid ya es ícono de la costa de Miami

Miami (AFP) -

En el centro de Miami, entre los rascacielos que se levantan sobre la bahía, la nueva torre de la arquitecta Zaha Hadid domina la escena con una curvada estructura que envuelve el edificio como el exoesqueleto de un crustáceo.

La torre futurista es el único edificio residencial con helipuerto en el centro de Miami y su construcción es, además, un tributo a Hadid.

La arquitecta británico-iraquí, quien fue la primera mujer en ganar el premio Pritzker (el Nobel de la arquitectura), falleció en Miami en 2016, a los 65 años. Por entonces, la obra del edificio llamado One Thousand Museum estaba cerca del octavo nivel.

'Sentíamos el gran deber de asegurarnos de lograr bien este proyecto en particular porque Miami era su segunda casa', contó Chris Lepine, quien tras el fallecimiento de Hadid asumió la dirección del proyecto de 300 millones de dólares en esta ciudad de Florida, en el sur de Estados Unidos.

'Ella pasaba mucho tiempo aquí, tenía muchos amigos', dijo.

Hadid ganó además dos premios Stirling, el mayor honor arquitectónico de Gran Bretaña, y fue nombrada 'una de las mujeres más influyentes del mundo' por la revista Forbes.

Entre sus proyectos más aclamados están el aeropuerto internacional de Pekín-Daxing y el Centro Acuático de Londres para los Juegos Olímpicos de 2012.

Pero la curvilínea torre One Thousand Museum, que comenzó a construirse en 2012 y empezó a recibir a sus primeros residentes hace seis meses, es la joya de la corona para el estudio Zaha Hadid Architects, basado en Londres.

'Queríamos asegurarnos de dejar esta referencia de sus logros', dijo Lepine a la AFP.

El edificio de 62 pisos, 84 unidades y 216 metros de altura tiene dos piscinas, un bar y un helipuerto, entre otros lujos.

En el gimnasio, la llamada 'escalera-tornado' es a la vez un mostrador de recepción que sube en un solo gesto espiralado al spa del piso superior.

La magnífica vista desde los apartamentos sobrevuela el parque del Pérez Art Museum, recorre la bahía de Biscayne, atraviesa la isla barrera de Miami Beach y alcanza el Océano Atlántico.

La curva era una de las obsesiones de Hadid, en oposición a los rectilíneos edificios que rodean al One Thousand Museum.

'Hay 360 ángulos', dijo Lepine, parafraseando a quien fuera su jefa. '¿Por qué usar sólo uno de ellos? ¿Por qué sólo 90 grados?'.

- Un edificio orgánico -

El exoesqueleto del edificio, como lo califican los arquitectos, fluye sinuosamente desde la base hasta la cima y parece hundirse por momentos entre los ventanales de vidrio de la torre.

Esa estructura es su principal característica. Está formada por secciones de concreto reforzado con fibra de vidrio (GRC) y no actúa como un capricho estético, sino que permite jugar con espacios más abiertos en el interior y liberarlos de excesos de columnas.

La técnica de 'encofrado permanente' que utilizó el estudio consiste en vaciar cemento en carcasas de GRC que luego no se descartaron, sino que fueron terminadas y acopladas entre sí para formar las ondulantes columnas.

'Para nosotros, el exoesqueleto es una expresión real de cómo la arquitectura puede sintetizarse con la estructura en una expresión general muy elegante', dijo Lepine.

La flexibilidad y el terminado del material le da al edificio un aspecto orgánico que deja la impresión de visitar las entrañas de un cuerpo viviente. Las aberturas que ventilan los estacionamientos de los pisos bajos se abren verticalmente en formas curvadas, como branquias.

One Thousand Museum fue desarrollado por Louis Birdman, Gilberto Bomeny, Gregg Covin y Kevin Venger.

Los precios arrancan desde 5 millones de dólares y llegan hasta unos 24 millones para las unidades que ocupan todo un piso en los niveles superiores. Sus compradores vienen de unos 20 países, y actualmente solo queda un puñado de apartamentos disponibles.

'Tiene todos los elementos de un edificio residencial, pero configurados de una manera muy, muy inteligente, muy creativa y en una forma en que se destaca de los demás edificios de aquí', dijo Lepine.