00:00:00

Rescatistas franceses extraen del río Sena a la beluga extraviada



Publicado: 10/08/2022

Saint-Pierre-la-Garenne (Francia) (AFP) -

Un operativo de rescate francés consiguió extraer del agua el miércoles de madrugada a una beluga extraviada en el río Sena al norte de París, en el primer paso de una complicada misión para devolverla al mar.

Los 24 buzos y el resto de rescatistas implicados en la operación necesitaron seis horas para conseguir colocar en la red al cetáceo, extraviado en una esclusa en la localidad de Saint-Pierre-la-Garenne, constataron periodistas de la AFP.

Sobre las 04H00 locales (02H00 GMT), la beluga, de unos 800 kilos y en un estado de salud 'alarmante', fue levantada en la red con una grúa y colocada en una barcaza, donde fue atendida inmediatamente por una decena de veterinarios.

Durante varios minutos de incertidumbre, el imponente cetáceo se encontró suspendido en el aire, agitando su cuerpo blanco de cuatro metros por encima de las cabezas de los rescatistas.

El animal debe ser colocado inmediatamente en un camión refrigerado que lo transportará hacia el litoral si las pruebas determinan que puede hacer el viaje, dijo la secretaria general de la prefectura del Eure, Isabelle Dorliat-Puzet.

'Estamos aguardando los resultados de la prueba de sangre y el ultrasonido y, dependiendo del resultado, se decidirá si puede o no ser transportado al mar', comentó Dorliat-Puzet en conferencia de prensa.

'Podemos ver que es un macho, que está muy bajo de peso y que tiene algunas lesiones', agregó.

Señaló que la intención es llevarlo al mar para soltarlo lo más lejos posible de la costa.

Observada el 2 de agosto en el río Sena, la beluga estaba retenida desde el viernes en una esclusa situada a 70 km al noroeste de París y a unos 130 kilómetros de la desembocadura.

Perdió mucho peso y parece estar enfermo pero su estado es 'satisfactorio', dijo a la AFP Isabelle Brasseur, del parque de animales marinos Marineland (sur de Francia), el mayor de Europa.

Se ignora cómo llegó hasta allí, dado que las belugas tienen por hábitat las aguas frías del Ártico y aunque en otoño descienden al sur, nunca se aventuran tan lejos.

La situación de la beluga generó un gran interés dentro y fuera de Francia y varias fundaciones, asociaciones y particulares han realizado donaciones para ayudar a salvarla.

- 'Fuera de lo común' -

La operación de rescate es 'fuera de lo común' y comporta riesgos para el cetáceo, ya debilitado y sensible al estrés, señaló Brasseur.

'Es posible que muera ahora, durante la manipulación, durante el trayecto o en el punto B' en Ouistreham, advirtió.

Por ello se preparó una cuenca con agua de mar en una esclusa del puerto de Ouistreham, en el canal de la Mancha, para recibir al animal, que pasará allí tres días en observación y tratamiento antes de su liberación en mar abierto.

'Esperamos que allí tenga más posibilidades de sobrevivir', declaró el grupo conservacionista Sea Shepherd France, que colabora en la operación.

En mayo, una orca se encontró atrapada en el mismo río. Las operaciones para salvarla fracasaron y el animal murió de hambre.

Durante la extracción de la beluga, un puñado de curiosos observaban a orillas del Sena. 'Tengo esperanzas de que vuelva al mar y no termine como la orca', comentó a AFP Isabelle Rainsart, que fue la primera en grabar a la beluga el 2 de agosto.

Según el Observatorio Pelagis, especializado en mamíferos marinos, la población de belugas más cercana se encuentra frente al archipiélago de Svalbard, al norte de Noruega, a unos 3.000 kilómetros del Sena.

Se trata, según esa institución, de la segunda beluga que se reporta en Francia. La primera había llegado al río Loira, en las redes de un pescador, en 1948.

Email: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.