00:00:00

Entre Inglaterra y Gales, un club de fútbol no sabe qué reglas aplicar contra el covid



Publicado: 10/01/2022

Londres (AFP) -

¿Seguir la reglas contra el Covid inglesas o las galesas, más estrictas? Un pequeño club de fútbol de Chester, a caballo entre los dos países británicos, afirma que su supervivencia depende de ello.

En el Reino Unido, los gobiernos locales deciden sus propias políticas en materia de salud. En Inglaterra, los clubes pueden continuar albergando un amplio público pese a la propagación de la variante Ómicron.

En cambio, igual que en Escocia, el ejecutivo galés ordenó el mes pasado que los partidos se jueguen a puerta cerrada para luchar contra la epidemia de coronavirus, que causó más 150.000 muertos en todo el país.

La ciudad de Chester está situada al noroeste de Inglaterra, justo frente a Gales.

El emplazamiento del club de fútbol Chester FC le ha causado más de un problema: si su sede está en Inglaterra, el terreno de juego está en cambio en Gales.

El club acogió a más de 2.000 espectadores en sus dos partidos el 28 de diciembre y el 2 de enero. Pero la policía le advirtió que si abriera de nuevo sus puertas al público en su próximo partido en casa el sábado, infringiría la ley galesa.

'Todo el futuro del club podría verse amenazado. No hay ningún apoyo financiero para los clubes ingleses que juegan a puerta cerrada por el momento', se inquietó el presidente del Chester, Andy Morris, en declaraciones a la agencia de prensa PA. 'Eso podría representar el fin del club'.

El Primer ministro galés Mark Drakeford declaró que las autoridades iban a examinar esta cuestión sensible para encontrar 'una solución razonable y pragmática'.

No es la primera vez que las reglas ligadas al Covid provocan una cierta confusión en el Reino Unido.

En octubre de 2020, la mayor parte de los habitantes de la pequeña ciudad de Knighton, al sur de Chester estaban sometidos a un confinamiento muy estricto, según las reglas entonces en vigor en Gales. Pero los residentes que viven alrededor de la estación de Knighton, del otro lado del río Teme, en Inglaterra, eran libres de desplazarse, dejando a la población local perpleja.

'¿Cómo es que nos comportamos como cuatro países diferentes? ¡Somos un país!', había declarado a la AFP Douglas Rumble, un habitante del lado inglés.

Email: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.