Detenido por posesión de droga, el cocinero afirma buscar 'nuevos sabores'

Pin It

Roma (AFP) -

Un conocido restaurador siciliano, detenido en su domicilio por posesión de estupefacientes con fines de tráfico, se defendió afirmando buscar 'nuevos sabores', informaron el sábado los medios de comunicación italianos.

En la casa del chef Carmelo Chiaramonte, en Trecastagni, pequeña localidad al pie del Etna, los carabineros encontraron dos plantas de marihuana de dos metros de altura, 500 gramos de inflorescencias de cáñamo indio y vino, tarros de aceitunas, café y atún, todo con sabor a cannabis.

Entre las conservas había también latas de aceitunas con la etiqueta 'St. Catherine SballOlives' y una botella de vino marcada con la etiqueta 'Kannamang'.

Para justificarse, el cocinero, a la espera de su juicio, explicó a las fuerzas del orden que era 'consultor agroalimentario para la cocina del tercer milenio'.

El chef, de 50 años, que se describe como un amante de su tierra, añadió que estaba 'buscando nuevos sabores'.

Famoso en su isla natal, este iconoclasta se dio a conocer detrás de los hornos del restaurante Katane Palace Hotel de Catania y, posteriormente, como animador de un programa culinario en una cadena pública italiana.

También había llevado a escena, en toda Italia, espectáculos gastronómicos teatrales cuyo objetivo 'era dar a conocer la historia de los productos y la tradición de la agricultura siciliana', explica el sábado el diario regional La Sicilia.

En uno de ellos, titulado 'Ingresos inmorales y alimentación afrodisíaca', daba una definición premonitoria de su oficio: 'Un cocinero es un drogadicto de aromas y un alquimista', publica el cotidiano.

Pin It