En el Mundial de esquila en Francia se 'baila' con las ovejas

Pin It

Le Dorat (Francia) (AFP) -

En el Mundial de esquila se 'baila' con las ovejas: Gavin Mutch pasa la esquiladora con gesto seguro y rápido por el pecho hasta el muslo del animal, durante la primera ronda del campeonato el viernes en Le Dorat, en el centro de Francia.

'Es un baile. Se es uno con la oveja. Eres el compañero que guía al animal en diferentes posiciones. Se puede también comparar con un puzzle, un movimiento conduce al siguiente', resume este esquilador escocés de 40 años que cría vacas y ovejas en Nueva Zelanda.

Subido a una tarima, con la espalda doblada, las piernas más o menos flexionadas, este campeón del mundo de 2012 da la vuelta con velocidad, como en un vals rápido y rítmico, al cordero que se encuentra sentado o tumbado alrededor o entre sus piernas.

Una vez esquilado, sueltan al animal por un tobogán, y el ganadero apaga su afeitadora antes de tomar a otro ovino y comenzar el baile delante de un juez, junto a otros cinco competidores internacionales.

En camisetas sin mangas con el nombre de su respectivo país, la mayoría de los esquiladores, llegados de 34 naciones (entre ellos Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, España, así como también Japón, Noruega, Malvinas o las Islas Cook) utiliza este método, llamado Bowen o neozelandés, el más extendido en el mundo.

Bajo el calor sofocante de una gran carpa que acoge hasta 3.000 espectadores, el participante marca el fin de la primera ronda presionando un enorme botón rojo al cabo de 4 minutos y 15 segundos, tiempo en el que ha esquilado a cinco corderos.

Un calentamiento para los mejores que lleguen a la final de esquila a máquina del domingo: deberán esquilar a 20 ovejas entre 12 y 14 minutos.

- La velocidad: 40% de la nota -

La velocidad, que permite atenuar el estrés del animal, solo cuenta un 40% de la nota. Detrás del podio de esquila, otro juez observa a la oveja para comprobar posibles cortes o arañazos.

La calidad de la esquila también se examina: si el esquilador pasó dos veces para esquilar y si quedan pedazos de lana.

Para Gavin Mutch 'la diferencia entre los mejores esquiladores y los demás está en la mente. Cuanto más relajado se está, mejor. La oveja también se relajará. Si estás tenso, el animal lo siente y da patadas. Y la esquila se hace dos veces más difícil'.

Una opinión compartida por los esquiladores que usan tijeras, la otra herramienta más utilizada en el mundo: 'Hay que estar fuerte mentalmente para pensar solo en la esquila', dice el sudafricano Mayenseke Shweni, que compite en Francia para conservar su título de campeón del mundo de 2014 y 2017 de esquila con tijeras.

Prefiere esta herramienta porque 'el ritmo es más lento', pero igual de espectacular cuando las dos grandes hojas de las tijeras se acercan a la garganta de la oveja.

'Debes tener confianza en ti mismo cuando comienzas', estima en lengua xhosa Shweni, de unos 40 años, calzado como los demás con 'mocasines' de cordones, sin suela, para no resbalar ni herir al animal.

Subrepresentadas para la esquila, solo dos mujeres participan en este Mundial. Y son muchas las que separan la lana, la tercera categoría de este campeonato, donde se selecciona como máximo a dos personas por país y por categoría.

Durante cuatro días, 5.000 ovejas son esquiladas en este Mundial que comenzó el jueves y que incluye igualmente un concurso internacional y las últimas pruebas del campeonato de Francia. Lo que equivale a entre 10 y 12 toneladas de lana.

Pin It