rsflogo cpj ipi insi ifex2 ifj wanifaaministia2 oea2

El Atlántico a bordo de un 'tonel', el reto de un aventurero francés

Pin It

Burdeos (Francia) (AFP) -

'Los días pasan demasiado deprisa', suspira Jean-Jacques Savin. El viernes, este aventurero francés de 72 años habrá pasado 100 días, con algunos sustos incluidos, surcando el Atlántico, que trata de cruzar a bordo de una miniembarcación en forma de barril.

'No me aburro para nada', asegura este hombre extasiado ante 'los amaneceres y las puestas de sol magníficas', durante una entrevista telefónica por satélite con la AFP.

Este exparacaidista militar partió el 26 de diciembre de la isla española de El Hierro en las Canarias para cruzar el Atlántico con la única fuerza de las corrientes en un plazo de tres meses, aunque los vientos alisios retrasaron su periplo.

El objetivo es principalmente 'vivir esta sensación de libertad, admirar las riquezas de la fauna acuática', afirma Savin, que construyó su cápsula naranja en forma de barril en el pequeño astillero de Arès, en el suroeste de Francia.

Tras haber recorrido 4.000 km, le 'quedan 1.000' y espera llegar hacia el 20 de abril a algún lugar, 'quizás a República Dominicana'.

El tonel 'se mueve de forma permanente, pero me esperaba que fuera peor', dice.

La embarcación mide apenas 3 metros de eslora, con una manga de 2,10 metros y un espacio de vida de 6m2. Durante 96 días, 'solo' vivió ocho noches 'difíciles', con tormentas.

Y algunos sustos, como el día en que por poco chocó contra un carguero que no respondía a sus llamadas de radio. 'Afortunadamente, encendí una bengala de humo'.

- Doradas secas y chocolate -

El 28 de marzo, con el mar desatado, este marinero solitario tuvo que salir de su barril para efectuar una maniobra. Se había atado y de repente se vio suspendido por las axilas, haciendo el 'yoyó' durante media hora con a veces la cabeza en el agua.

Su testimonio y las fotos de sus contusiones fueron publicados en su página de Facebook.

Pero también hay gratas sorpresas: el barco oceanográfico estadounidense 'Ronald H. Brown', basado en Charleston, en Estados Unidos, y fan de la aventura, le acaba de entregar unos 30 kilos de víveres: 'Me mimaron. He recibido correo, camisetas, mucho chocolate', asegura Savin que hasta ahora se limitaba a comer doradas secas y alimentos liofilizados.

Este amante del triatlón perdió 4 kilos desde que partió y continúa ejercitándose en las escaleras.

Su principal preocupación es el lugar de desembarco: 'Me gustaría llegar a Martinica o Guadalupe', en las Antillas francesas, para evitar el papeleo administrativo y poder repatriar su barril. Si llega demasiado lejos, buscará en las costas un carguero que pueda llevarlo.

Aunque continúa en el mar, Savin, seguido en Facebook por más de 22.000 personas en el mundo, ya ha recibido propuestas para conferencias y festivales del mar, según Audrey Reneleau, que lleva su comunicación para el fabricante de toneles francés Boutes, padrino de la aventura.

Su próximo reto: cruzar el Canal de la Mancha a nado.

Pin It