La fiesta de la carne de perro en China, victima colateral del coronavirus

Pekín (AFP) -

Cada año a finales de junio miles de canes son sacrificados en la ciudad de Yulín, al sur de China, en la famosa 'Fiesta de la carne de perro'. Pero este año, el coronavirus salvará la vida de algunos.

La epidemia, que ha provocado la muerte de más de 470.000 personas, emergió a fines de 2019 en un mercado en Wuhan en el cual se vendían animales vivos y a partir de entonces se han reforzado las leyes sobre el comercio de animales.

En este contexto, el estadounidense Jeffrey Bari ha creado un refugio cerca de Pekín, donde acoge a unos 200 perros salvados de un destino fatal que los esperaba a miles de km al sur de la capital.

La fiesta de Yulín es 'inhumana y bárbara', afirma este defensor de los animales, que intenta encontrar familias de acogida para sus huéspedes.

Los militantes por esta causa salvan a centenares de perros todos los años, organizando verdaderas redadas en los mataderos o interceptando camiones que, cargados de canes, se dirigen hacia el sur donde aún subsiste la tradición del consumo de su carne.

Los traficantes son acusados no sólo de recoger perros abandonados sino también de robar mascotas.

'Tenemos un sentimiento de placer cuando logramos cambiar el destino de un perro', se congratula Miss Ling, una voluntaria que ayuda en el refugio de la oenegé 'No Dog Left Behind' (ningún perro abandonado).

- Consumo a la baja -

Inclusive antes de la aparición de covid-19, el consumo de carne de perro mostraba un fuerte declive en China y, en contrapartida, cada vez más gente adopta canes como mascotas.

Pero en algunas regiones del país, aún consideran la carne de perro buena para la salud.

Con el impacto de la pandemia, el gobierno chino aprobó una ley que prohíbe el comercio y consumo de animales salvajes.

La ley no se aplica específicamente a los canes, pero el ministerio de Agricultura acaba de reclasificar a los perros como mascotas, eliminándolos de la lista de animales comestibles.

A pesar de que el consumo aún no está explícitamente prohibido, dos importantes ciudades del sur, Shenzhen y Zhuhai, ya emitieron decretos al respecto.

- 'Vergüenza mundial' -

En Yulín, donde la fiesta anual comenzó el domingo, coincidiendo con el solsticio, y dura una semana, decenas de perros se hacinan en jaulas estrechas, lo que constató la AFP a través de videos. Como es habitual todos los años, los animales sacrificados se acumulan en los mostradores de las carnicerías.

Sin embargo, los proveedores especializados contactados por teléfono desde Pekín reconocen que este mercado comienza a sufrir dificultades.

'Hay cada vez menos clientes', declaró a la AFP un empleado identificándose como Chen, para quien el problema radica en la obsesión por la seguridad alimentaria que, como consecuencia de covid-19, se extendió por todo el país.

En las redes sociales, muchos usuarios abogan por la prohibición de esta festividad, cuya nueva denominación, 'Fiesta del solsticio de verano', no engaña a nadie.

'¿No es suficiente con que (esta fiesta) sea una vergüenza de alcance mundial? ¿Cuándo se respetará la seguridad alimentaria de una buena vez? ¡Anulen esta festividad inmediatamente!', se queja un usuario de la red Weibo.

Add a comment

En la Barcelona desconfinada, las plantas van a la ópera

Barcelona (AFP) -

Se encienden las luces, se levanta el telón y un cuarteto de cuerda empieza a tocar en el escenario. La normalidad parece haber vuelto al Gran Teatro Liceu de Barcelona si no fuera por sus butacas, ocupadas con 2.292 plantas.

Después de meses en silencio, el emblemático teatro de ópera decidió retomar este lunes su actividad con una metáfora de los últimos meses de confinamiento en los que la naturaleza recuperó terreno al ser humano.

La platea, el anfiteatro y los tres pisos de palcos del emblemático teatro de la ópera de Barcelona fueron ocupados por ficus, palmas, monsteras y hasta 2.292 plantas verdes que contrastaban con el rojo de las butacas y el dorado de las columnas.

En el escenario, vacío durante meses, un cuarteto de cuerda interpretaba con total profesionalidad la obra 'Crisantemi' del italiano Giacomo Puccini.

Ideado por el artista conceptual Eugenio Ampudia, el espectáculo quiere invitar al ser humano a reflexionar sobre 'la sostenibilidad' y 'las relaciones con la naturaleza'.

La idea se le ocurrió durante el confinamiento, cuando escuchaba con más fuerza que nunca el cantar de los pájaros y veía cómo las plantas de cerca de su casa crecían con más brío.

'Pensé ¿por qué no entramos como malas hierbas dentro del Liceo y lo colonizamos y empieza a crecer por todas partes naturaleza y lo convertimos en algo vivo, incluso cuando no hay personas?', explicó Ampudia en una rueda de prensa.

Es 'un poema visual que, a la vez, es una sutil metáfora que nos devuelve una sonrisa', indicó el director artístico del Liceu, Víctor García de Gomar.

El concierto se emitió en directo por la web del teatro para que los interesados se lo pudieran reproducir a las plantas que tienen en casa.

'Es un concierto como cualquier otro y respetamos tanto al público como en cualquiera de las acciones que llevan a cabo en el Liceu', dijo Ampudia.

'Creo que todas esas plantas en su interior, en sus células, en su fotosintesis, tendrán en cuenta desde ahora que han estado en este concierto', añadió.

Después del concierto, todas las plantas serán donadas a profesionales sanitarios que trabajaron durante los últimos meses para frenar el nuevo coronavirus.

Add a comment

Multitudes de compradores desafían pandemia en 'Día sin IVA' en Colombia

Bogotá (AFP) -

Decenas de miles de compradores se aglutinaron en Bogotá y otras ciudades de Colombia este viernes para aprovechar una jornada de descuentos promovida por el gobierno justo cuando aumentan los contagios y muertes por la pandemia.

En medio de las cada vez más relajadas medidas de confinamiento, multitudes abarrotaron comercios animadas por el 'Día sin IVA' que decretó el presidente Iván Duque antes de que estallara la emergencia sanitaria por el nuevo coronavirus, lo que le valió duras críticas.

En Bogotá, la capital colombiana de cerca de ocho millones de habitantes y mayor foco de la enfermedad, la alcaldesa Claudia López culpó al gobierno de haber 'echado al traste' los esfuerzos de casi tres meses para mantener a raya el virus tras su detección el 6 de marzo.

Periodistas de la AFP captaron a grupos nutridos de personas en las afueras de almacenes con tapabocas pero sin el distanciamiento social recomendado.

En redes sociales circularon videos que muestran muchedumbres precipitándose a la entrada de grandes superficies comerciales para adquirir bienes sin el 19% del IVA, en vísperas de la celebración del Día del Padre en Colombia.

'¿Subir las ventas y bajar las vidas?', cuestionó López en Twitter.

Por su parte, Duque se quejó de las 'aglomeraciones', pero aplaudió la 'exitosa' jornada de compras en su programa de televisión habitual.

'Todos lamentamos esa situación, pero seamos claros como país. Acá tenemos que salir todos adelante en la protección de la salud (...) y también en la reactivación' económica, aseguró el mandatario.

La policía dijo haber registrado 85 'aglomeraciones' en Bogotá, Cali, Barranquilla, Medellín, Bucaramanga. También cerró tres comercios que superaron el 35% del aforo y multó a 954 personas por incumplimiento de las medidas sanitarias de emergencia, como uso de mascarillas o distanciamiento social.

- Salud y economía -

Este viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que el mundo entró en una 'fase peligrosa' de la pandemia por cuenta del desconfinamiento.

En América Latina, con Brasil y México a la cabeza, la covid-19 avanza a gran velocidad.

Con 50 millones de habitantes, Colombia superó este viernes los 2.000 muertos por el nuevo coronavirus, al marcar un récord de casi 100 decesos en las últimas 24 horas.

El país es sexto en América Latina en número de muertos por covid-19 y el quinto en contagios, con más de 60.000.

El ministro de Comercio, José Manuel Restrepo, destacó la 'reactivación de los sectores productivos' durante el 'Día sin IVA' que contó con 73.000 comercios abiertos.

'Hoy se ha vendido seis veces lo que tradicionalmente se vendía en medio de esta pandemia', estimó.

A raíz de las concentraciones, el gobierno de Duque reforzó la vigilancia en los puntos críticos del país.

Sin embargo le llovieron críticas de diferentes sectores.

'Promover en estos momentos de picos de la pandemia un día sin IVA (?) implica que personas que creen que van a ganarse el descuento de su vida terminen perdiendo la vida', reprochó Luis Ernesto Gómez, secretario de gobierno de Bogotá.

Las medidas de confinamiento regirán hasta el 1 de julio en Colombia, aunque en estos meses Duque ha liberado gradualmente varias actividades presionado por la crisis económica que desató la pandemia.

El gobierno prevé en 2020 uno de los 'peores' desempeños económicos de la historia. El ministerio de Hacienda estima un retroceso de 5,5%.

Add a comment

Navegante argentino cruza el Atlántico para ver a sus padres en medio de pandemia

Mar del Plata (Argentina) (AFP) -

'Misión cumplida', afirma Juan Manuel Ballestero, un navegante argentino que, sin vuelos disponibles, hace poco menos de tres meses zarpó de Portugal con un objetivo en mente: volver a ver a sus ancianos padres en medio de la amenazante pandemia de coronavirus.

'¡Lo logré, lo logré, lo logré!', señala a la AFP. A los 47 años y luego de una extenuante travesía de 85 días, Ballestero llegó a Mar del Plata, su ciudad, en un día de tormenta la semana pasada. Luego de realizarse un test de coronavirus que dio negativo, pudo bajar a tierra firme para ver a sus padres Nilda y Carlos, de 82 y 90 años respectivamente.

'He logrado (aquello por) lo que estuve luchando estos últimos tres meses. Se resumía a esto, a estar con la familia, por eso vine', afirma el hombre que pretendía llegar a Argentina el 15 de mayo para los 90 años de su padre, y que finalmente le dio la alegría de festejar con él el Día del Padre este domingo.

Ballestero, quien reside en España donde trabaja realizando paseos marítimos, resolvió viajar por mar a Argentina cuando en medio de la explosión de casos de coronavirus se cancelaron las conexiones aéreas con su país.

Durante la travesía 'escuchaba que moría gente por día, a miles' y 'estaba en el medio de la naturaleza viendo que el mundo continúa, había delfines y ballenas? y la humanidad pasando por este momento tan difícil', reflexiona.

Durante un período de 54 días su familia no tuvo noticias de él.

Pero 'sabíamos que iba a llegar, no teníamos duda', enfatiza Carlos junto a su hijo del que -en medio de una pandemia que deja ya mil muertos en Argentina, la mayoría personas mayores-, destaca: 'Venía a Mar del Plata a estar con los padres'.

La primera escala del viaje de 12.000 km fue Vitoria, en Brasil, y la última antes de llegar a destino La Paloma, en Uruguay.

Ahora su velero, el 'Skua', de apenas 8,8 m de eslora, descansa en el Club Náutico de Mar del Plata en espera de la próxima aventura.

Add a comment

El colapso de un techo de la Universidad Central de Venezuela, reflejo de la crisis educativa

Caracas (AFP) -

El colapso de un techo de hormigón en la Universidad Central de Venezuela (UCV), la principal del país y patrimonio de la humanidad, refleja el deterioro de los centros públicos de enseñanza, afectados por años de crisis económica y política.

Un tramo del techo de un corredor de 300 metros sucumbió el miércoles sin dejar heridos en su campus, una obra maestra de la arquitectónica contemporánea de Carlos Raúl Villanueva que la Unesco incluyó en su lista de patrimonio en 2001 y que alberga más de 100 obras de reconocidos artistas.

Con unos 31.000 estudiantes en 2017, la UCV 'se está cayendo a pedazos', lamenta Arlette Matute, una tesista de 28 años, protegida con un tapabocas, de uso obligatorio en el país debido a la pandemia de COVID-19.

'Esto es terrible', reflexiona al contemplar los escombros.

El hecho ocurrió después de que autoridades universitarias denunciaran el año pasado que el gobierno del presidente Nicolás Maduro solo había aprobado 9,8% del presupuesto solicitado para funcionar.

La UCV 'ha estado por más de 12 años sometida a deficientes presupuestos que han deteriorado nuestro patrimonio', escribió en Twitter Cecilia García Arocha, rectora de la institución, en una situación que se traslada a otras 20 universidades públicas de Venezuela, donde no se cobra matrícula.

- 'Patrimonio mundial' -

En una de las entradas del campus un letrero indica la llegada a la Ciudad universitaria de Caracas. 'Usted está ingresando en zona declarada patrimonio mundial', se lee. La maleza invade las áreas adyacentes.

La frase subraya la distinción otorgada a una lista de obras, que incluye esta pasarela techada de Villanueva, considerado el padre de la arquitectura moderna de Venezuela (1900-1975).

La ONG Observatorio de Universidades documentó 22 denuncias de daños a la infraestructura, tanto por 'insuficiencia presupuestaria' como por 'acciones vandálicas' en varias casas de estudio, en los seis meses anteriores a la cuarentena, vigente desde mediados de marzo.

El decano de arquitectura de la UCV, Gustavo Izaguirre, indicó que existe preocupación por la 'suerte' de este patrimonio, integrado por 1.440 metros de corredores techados, además de 89 edificios, 11 auditorios y 93 bibliotecas.

El mismo día del colapso de la estructura, Maduro prometió apoyo a García Arocha pese a las 'diferencias políticas'.

'Todo el apoyo a la Universidad Central de Venezuela para recuperar el patrimonio (...). Todos los recursos y toda la coordinación con la rectora', indicó el mandatario socialista.

- Unesco dispuesta a cooperar -

La Unesco, por su parte, 'confía plenamente en las gestiones de las autoridades encargadas de la protección del Patrimonio para asegurar la reparación de las afectaciones, y expresa su disponibilidad para cooperar si la situación así lo requiere', dijo a la AFP su jefe de medios, George Papagiannis.

De niño, Félix Seijas, analista político, que siguió los pasos de su padre como profesor de la UCV, visitaba el campus. 'Recuerdo que mi papá me llevaba a jugar béisbol. Sentía que estaba en una especie de paraíso', dice.

El abogado Oscar Arnal, profesor desde hace 20 años en la UCV, piensa que el daño podría replicarse y tener 'un lamentable efecto dominó'. 'Mi llamado es al rescate. La asociación de egresados, las autoridades, el gobierno, la ONU y todo el que pueda tiene que actuar', remarca.

Docente de la Universidad del Zulia (LUZ), en el occidente del país, Jorge Govea, advierte que se está 'viviendo el ocaso de las universidades autónomas venezolanas'.

En LUZ 'las aulas están sin aires acondicionados; a oscuras, porque han hurtado pantallas y cableados eléctricos, los pupitres no se han renovado, no hay siquiera productos de limpieza', detalló.

José Manuel Parra, estudiante de ingeniería civil de la UCV, denuncia daños 'incontables' como vidrios rotos de las ventanas, filtraciones, además de los baños sin inodoros ni lavamanos.

Duele ver 'cómo se nos está cayendo nuestra casa de estudios, nuestra academia, encima', lamenta.

Add a comment