Un mono mata a un bebé en India tras arrebatárselo a su madre

269783eed797fdf58bcc026c4a46962715dd2c55.jpg

Nueva Delhi (AFP) -

Un mono mató a un bebé tras arrebatarlo de los brazos de su madre en la ciudad india de Agra, donde se encuentra el Taj Mahal, dijo el jueves un oficial de policía que investiga el accidente.

El retoño de 12 días estaba siendo amamantado por su madre cuando un mono macaco rhesus irrumpió en su casa el lunes, relató a la AFP el jefe de la policía local Prashant Verma.

El primate agarró al bebé y saltó por varios tejados en un concurrido distrito de la ciudad turística, añadió.

Después de que la madre alertara de lo ocurrido, los vecinos cazaron al animal obligándolo a soltar al bebé en la parte superior de un edificio.

Verma dijo que el niño fue declarado muerto a su llegada al hospital, pero la familia rechazó que se le realizara una autopsia, por lo que las causas de la muerte -ya sea por caída, mordedura o algo más- no se pudieron determinar.

India cuenta con una población de monos estimada en 50 millones y se cree que aproximadamente 10.000 vagan por Agra, donde roban pertenencias, molestan a los residentes e irrumpen en las casas.

Los incidentes de ataques de macacos -una especie común en todo el país caracterizada por sus caras rojizas- son frecuentes en esta ciudad.

La semana pasada una niña resultó herida en Agra en un feroz ataque de monos.

Muchos monos en India, que son alimentados por hindúes que veneran al dios mono Hanuman, están volviéndose agresivos debido a la disminución de su hábitat natural.

Unas 1.900 personas fueron mordidas por simios en la capital Nueva Delhi en 2016, según cifras del gobierno.

Un exalcalde de Nueva Delhi murió después de caer desde el balcón de su casa al sufrir un ataque de monos en 2007.

Add a comment

Una cantera transformada en hotel 5 estrellas en China

a24d7369d28cd1380a57cceaf3ee3a5001a2645b.jpg

Shanghai (AFP) -

Un hotel de lujo construido en el interior de una inmensa cantera desafectada abrió este jueves en China. Destinado a una clientela adinerada (a partir de 430 euros la noche), su construcción representó un verdadero desafío arquitectónico.

El reto principal fue evitar inundaciones en esta profunda fosa de 88 metros, que desde este jueves alberga en el este de Shanghái el Intercontinental Wonderland y sus 336 habitaciones.

El hotel 5 estrellas, construido sobre uno de los lados de la cantera, incluye un parque de atracciones y costó 254 millones de euros. En el lado opuesto se contruyó una cascada.

El establecimiento de 17 pisos está ubicado a cerca de una hora de carretera del centro de Shanghái. Ofrece habitaciones de las cuales algunas tienen vistas a una cuenca de agua.

'Es un proyecto completamente nuevo, sin relación con lo que conocemos', explicó a la AFP Cheng Xiaoxiang, ingeniero jefe para el promotor inmobiliario Shimao Property.

'No teníamos referentes o experiencias de las que nos podíamos inspirar para resolver las dificuldades', agregó.

Antes de que se iniciara la construcción en 2013, un río cercano se desbordó debido a las fuertes lluvias que inundaron la cantera. La mitad del pozo se llenó de agua.

'Si algo similar hubiera sucedido después de la finalización del trabajo, habría sido un golpe terrible', subrayó Cheng Xiaoxiang.

Para evitar que esto volviera a suceder, los arquitectos tuvieron que construir una presa. Además, se instaló una estación de bombeo para regular el nivel del agua.

Los diseñadores del hotel aseguran que es un proyecto ecológico ya que las canteras abandonadas suelen transformarse en vertederos.

'Era una idea totalmente única, de hacer algo especial, de volver a dar vida a un lugar abandonado', dijo Martin Jochman, un arquitecto británico involucrado en el proyecto desde su lanzamiento hace 12 años.

En China se produjo un aumento de las inovaciones arquitectónicas en los últimos decenios, lo que acompañó al desarrollo económico y al crecimiento de la urbanización.

Un ejemplo es la sede de la Televisión Estatal (CCTV) en Pekín o un rascacielos en el suroeste del país, equipado por un lado con una cascada artificial.

Add a comment

En Sudáfrica la orina puede servir para crear ladrillos

3c584ab8eb56985d9e8e890361d59022c464df29.jpg

Ciudad del Cabo (AFP) -

Un día, en lugar de desperdiciarse yéndose por las tuberías, la orina podrá servir para construirse una casa, que será mucho más ecológica y, está garantizado, no olerá mal.

Y eso será gracias a unos ladrillos fabricados a partir de orina humana, el último descubrimiento de unos investigadores sudafricanos de la Universidad de Ciudad del Cabo que trabajan en materiales de construcción duraderos y menos perjudiciales para el medio ambiente.

Los investigadores esperan que estos 'bioladrillos', una innovación mundial, puedan sustituir a los ladrillos tradicionales de arcilla cocida o cemento.

Utilizando una técnica inspirada en la formación natural de las conchas, estos investigadores ?dos estudiantes y un profesor? lograron 'hacer crecer' prototipos de estos nuevos ladrillos. El crecimiento duró entre seis y ocho días.

El año pasado se lanzó un estudio de viabilidad gracias a una beca del Consejo de Investigaciones sobre el Agua, un organismo gubernamental sudafricano, utilizando en un primer momento orina sintética y, después, orina humana.

- El primer 'bioladrillo' -

'Siempre tuve curiosidad en por qué no utilizábamos la orina así', explica a la AFP Dyllon Randall, el profesor que supervisó a uno de los dos estudiantes.

'La respuesta sencillamente es 'sí, es posible'', añade. 'De hecho, fabricamos el primer bioladrillo a partir de verdadera orina'.

'Este proceso es sorprendente porque, a grandes rasgos, hicimos que crecieran ladrillos a temperatura ambiente', cuenta divertido.

Los investigadores pudieron producir este 'bioladrillo' en laboratorio al cabo de un año. Mezclando orina, arena y bacterias, recurrieron a un proceso natural ?la precipitación microbiana de carbonato? para fabricar sus ladrillos.

La investigación aún da sus primeros pasos. Para lograr fabricar un ladrillo, actualmente se necesitan 30 litros de orina. La materia prima se recupera gracias a un urinario especial reservado a los estudiantes masculinos de la universidad.

Los tres primeros ladrillos realizados con este método hasta ahora están expuestos. Se trata de unos bloques grises con una apariencia y peso similares a los ladrillos normales. El material parece de caliza.

Suzanne Lambert, estudiante de ingeniería civil e integrante del equipo de investigación, admira cómo se copiaron los 'procesos naturales'.

'Este procedimiento imita la manera en la que se forma el coral y los procesos naturales de producción de cemento', observa.

- Sin CO2 -

Los ladrillos ordinarios se fabrican en hornos en los que se cuecen a 1.400ºC, un procedimiento que provoca importantes emisiones de dióxido de carbono.

Los 'bioladrillos', en cambio, 'se cultivan' en arena en la que se siembran bacterias para producir una enzima llamada ureasa.

Esta reacciona en contacto con la urea presente en la orina para producir un compuesto similar al cemento, que se asocia con la arena. El producto así obtenido puede ser insertado en moldes y secarse a temperatura ambiente, sin necesidad de horno ni emisiones de gases de efecto invernadero.

'Utilizamos orina, habitualmente considerada un desecho, en un proceso totalmente duradero', destaca Randall.

Y a quienes les preocupe que sus paredes puedan oler mal: el olor a amoniaco que genera la orina humana se disipa en unos días de secado de los ladrillos.

La resistencia del material puede ajustarse a las necesidades específicas de una construcción, destaca Vukheta Mukhari, otro estudiante que participó en la investigación. Los 'bioladrillos' producidos hasta el momento son 'tan sólidos como los ladrillos que existen actualmente en el mercado'.

En Estados Unidos ya se han fabricado 'bioladrillos', pero a partir de una orina sintética. Los producidos en Sudáfrica son los primeros que utilizan orina humana.

El precio de este innovador material será determinante para saber si podrá representar una competencia para los ladrillos clásicos.

Pero de momento es demasiado temprano para hacerse una idea. 'Estamos muy lejos de una verdadera comercialización', advierte Randall, considerando que el proceso de fabricación puede mejorar.

'Actualmente se necesitan entre 20 y 30 litros para crear un ladrillo de tamaño estándar. Esto parece mucho, efectivamente, pero la orina está constituida de un 90% de agua', recuerda.

'Investigamos cómo reducir el volumen de orina necesario para hacer un ladrillo, y estoy seguro que dentro de unos años tendremos unos resultados mucho mejores'.

Add a comment

Duterte defiende sus siestas tras perderse varias reuniones

a3ade0e0d8582cd5586961696ec387767c735aed.jpg

Singapur (AFP) -

El presidente filipino, Rodrigo Duterte, le quitó importancia este jueves a su tendencia a echarse siestas, después de que su oficina dijera que el mandatario se perdió varios encuentros de importancia durante una cumbre en Singapur por dar unas 'cabezadas reparadoras'.

El dirigente se perdió cuatro de las siete reuniones que tenía previstas el miércoles durante la cumbre anual de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean), a la que también asisten líderes mundiales como el presidente ruso, Vladimir Putin; los primeros ministros de Japón, Shinzo Abe, y China, Li Keqiang; y el vicepresidente estadounidense, Mike Pence.

Duterte tampoco se dejó ver por una cena de gala organizada por el jefe de gobierno de Singapur, Lee Hsien Loong.

'¿Qué hay de malo con mis siestas?', dijo a los periodistas el presidente filipino, de 73 años, al llegar este jueves a la sede de la cumbre para otra larga jornada de reuniones.

Al ser preguntado si estaba totalmente descansado, respondió: 'Todavía no del todo, pero sí lo suficiente para soportar los últimos días'.

Las ausencias de Duterte el miércoles obligaron a su oficina a publicar un comunicado explicando que la noche previa solo había dormido tres horas.

'Se echó algunas siestas reparadoras para recuperar horas de sueño', dijo el portavoz presidencial Salvador S. Panelo.

'Aseguramos a la nación que la mencionada ausencia no tiene nada que ver con su salud física ni su bienestar, que fueron objeto de especulación', añadió.

El presidente filipino mantiene su popularidad dentro del archipiélago, a pesar de la mortífera guerra contra las drogas que libra, en la que murieron miles de personas y horrorizó a sus aliados occidentales.

Pero sus ausencias a varios eventos y el hecho de que hable en público de sus dolencias han motivado especulación sobre su salud desde que llegó al poder, en 2016.

Duterte ha contado que sufre migrañas diarias y males como la enfermedad de Buerger, que afecta a las venas y las arterias de las extremidades.

Add a comment
fba72f5670c19bb85460a5d06cd288829729e9c2.jpg

Katmandú (AFP) -

'Disfrute de su comida', dice Ginger, el primer robot camarero de Nepal, al llevar un plato humeante a una mesa de clientes hambrientos.

La empobrecida nación del Himalaya es más conocida por sus elevadas cumbres que por las proezas tecnológicas, pero un grupo de jóvenes innovadores autodidactas quiere cambiar eso.

La empresa emergente local Paaila Technology construyó desde cero a Ginger, un robot de 1,5 metros de altura, y lo programó para hablar tanto en inglés como en nepalí.

El robot humanoide bilingüe ?llamado Ginger, jengibre en inglés, por ser este un ingrediente habitual en la cocina nepalí? también es capaz de hacer bromas, como Siri de Apple o Alexa de Amazon.

Actualmente hay tres robots Ginger trabajando en el restaurante Naulo de Katmandú, cuyas calles y edificios aún presentan las cicatrices del potente sismo que sacudió la capital de Nepal hace tres años.

'Este es nuestro terreno de ensayo. Lo estamos poniendo a punto con las respuestas de nuestros clientes', cuenta a la AFP Binay Raut, director ejecutivo de la empresa.

El equipo de 25 jóvenes ingenieros ?entre los que Raut, con 27 años, es el mayor? trabajó durante meses en la construcción del robot en una minúscula oficina.

Todo lo que a Nepal le falta en infraestructuras tecnológica ellos lo suplieron con inventiva. Así, el pulido cuerpo de plástico de Ginger se pintó en un taller de vehículos cercano.

Naulo abrió sus puertas hace cuatro meses y sus tres camareros robot han sido un gran atractivo para clientes de todas las edades.

Ginger, que es capaz de captar movimiento y obstáculos, se abre camino por el concurrido restaurante portando bandejas rebosantes de comida.

Los clientes hacen su pedido a través de una pantalla táctil que hay en las mesas y la cocina llama a Ginger cuando los platos están listos.

'Fue una experiencia totalmente nueva', cuenta Shalikram Sharma, nacido hace 73 años, cuando en Nepal ni siquiera existían las televisiones.

Ginger se ha convertido en una estrella de las selfis y a veces se distrae de su trabajo cuando los niños buscan hacerse una foto con él.

'No me podía creer que hubieran sido fabricados en Nepal', reconoce Neelam Kumar Bimali, un cliente que disfruta de una cena en familia.

Con la vista puesta en el mercado mundial, Paila Technology está en proceso de patentar su diseño para venderlo a nivel local y en el extranjero.

El Foro Económico Mundial predijo recientemente que para 2025 la mitad de los trabajos los realizarán robots, más del doble que en la actualidad.

Y los creadores de Ginger apuestan por esta tendencia.

De momento, algunos camareros humanos ayudan a Ginger, pero se trabaja en una mejora que permitiría que el restaurante Naulo esté gestionado solo por robots.

Add a comment