Constituyente ante Situación Nacional

cristobal-silva-512x437.jpg
Pin It

ZETA, (Cristóbal Silva).- Según datos recogidos en los registros del MEF, el año pasado la economía nacional (PIB) creció un 5.5% aproximadamente. Para el gobierno esto es bueno. Para la gran mayoría de la sociedad panameña esto es malo ya que demuestra un decrecimiento notorio. Peor este año que durante el primer semestre crecimos a casi un 3.5%. Para los organismos internacionales, el crecimiento es comparativamente alto a nivel mundial, solo inferior a la China y a la India, las más reconocidas como exitosas economías.

No reconocemos esto como una buena situación económica del país. Se experimenta un decrecimiento de casi un 35% desde la Administración anterior, a la que tanto le gusta referirse a la Administración actual. Sensación de estancamiento es notoria y contagiosa a todos los niveles sociales, consumidores y comerciantes. Los precios siguen subiendo y las ventas siguen bajando,  hay pérdidas de empleos, que de un 4.5% en 2014 ya esta llegando a un 9% aproximadamente.

La constituyente no es una panacea. No puede reducir directamente el costo de vida, ni mejorar los servicios públicos, ni mejorar la seguridad social y menos en las calles. Pero tiene otras virtudes. Es el mejor mecanismo directo para refundar una nación que tiene su institucionalidad colapsada y está atorada en medio de una rampante corrupción estatal y empresarial.

¿Lograría una Constituyente ayudar a resolver problemas de la economía y situación social? SÍ, si se basa en un Gran Concordato Nacional. Debemos enfocar esfuerzos en este sentido.

Pin It