Votar antes por el qué, que por el quién

Pin It

ZETA.- En las próximas elecciones de Mayo será más importante votar por el “Qué”, que por el “Quién”. Importa menos el candidato que los valores o anti-alores que representan sus ideas y conducta conocidas.

Y es que todos somos el resultado de los valores, respetados o no, propios de la cultura en la que nos realizamos. Valores y cultura están en íntima relación. Y nuestra cultura, gústenos o no, es cristiana, más o menos bien practicada.

Una cultura que nos llega desde las antiguas Grecia y Romay el judaísmo, todo depurado y enriquecido por el cristianismo La palabra latina, desde sus iniciales significados, apuntó siempre hacia la vida, la verdad y el bien. Aunque se crearon antivalores, todos son anti-cRistianos.

El Dios en el que no creen nuestros ateos es el Dios Cristiano. Como nunca antes, la lucha contra los valores es global, impulsada por movimientos políticos de género, furiosamente anti-cristianos, que pretenden imponer el matrimonio homosexual y el aborto, cambiando Constituciones y leyes.

Esto, para empezar Todos los candidatos deben definirse claramente contra esos anti-valores. Debemos exigírselo. Es nuestro derecho.

Es hora de recordarles a los políticos los clarísimos mensajes emanados de las multitudinarias marchas por la vida y la familia, alentadas por gropos, movimientos e iglesias cristianas y laicos humanistas. Se me ocurre que los medios interesados en esta perspectiva moral podrían recordarles esos valores.

* El autor es periodista.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Pin It

Miguel Espino,