Portada

El mundo cambiará o ya venía cambiando

ZETA, (EBRAHIM ASVAT).- Muchos viendo más allá de la pandemia ya empiezan a analizar cómo será el mundo se se nos avecina.

Como si la Pandemia de por si no nos permitirá mantener nuestras costumbres sociales (el abrazo, el beso, la palmada, el apretón de manos) o por otro lado nos obligará a adaptarnos a la mascarilla, los guantes, el lavado de manos, la obsesión por ser contaminados e impulsarnos a lavarnos las manos, el cuerpo constantemente o no permitir nos toquen o tener dudas de cualquier objeto en nuestras manos. 

Me recuerda al personaje Melvin Udall interpretado por Jack Nicholson en la película “As good as it gets”. 

Ese cuidado u obsesión por ser contaminado será hasta tanto se descubra una vacuna. Luego de ella es bastante probable que todos regresemos a la normalidad y el tema del virus quede en los anales de la historia. 

Lo que algunos pensadores avecinan es el famoso cambio de paradigma. La estructura social y económica del mundo será distinta a la actual. Los paradigmas generalmente se producen en el tiempo y el camino se viene trazando de poco a poco. 

Quizás una pandemia sea el evento que históricamente se marcará como un hito en el cambio de paradigma pero no debemos interpretarlo como el evento. 

En mis años universitarios leí un libro del físico y filósofo Tomas Kuhn titulado “La estructura de las revoluciones científicas”. 

Un cambio de paradigma en el mundo científico se produjo con la teoría de la gravedad de Newton, otra con la teoría de la relatividad de Einstein, el descubrimiento de Galileo que la tierra se mueve y gira alrededor del sol. 

En materia social los cambios tecnológicos también logran cambiar la forma cómo se estructura la sociedad. La invención de la electricidad, los automóviles, los sanitarios dentro del hogar. 

Las ciudades se ajustan y se transforman con las innovaciones tecnológicas y la forma y los comportamientos humanos también se ven afectados.

Pero esta pandemia viene acentuando algo que ya se viene produciendo desde alguno años y es el abandono de los Estados Unido de su rol mundial.

Seguirá siendo el país más próspero del mundo y con la fuerza militar mas poderosa sin embargo abandona su interés por los asuntos mundiales pues considera que no le produce rédito alguno. 

Su interés está ahora definido como inclinarse or atender y preocuparse por sus asuntos domésticos.

Ese concepto de America First no promueve una primacía de los Estados Unidos en la geopolítica mundial sino su marcada preocupación por velar por sus intereses nacionales como si estos estuvieran desvinculados de la comunidad mundial.

Vamos hacia un tipo de economía estratégica donde países como los Estados Unidos pretenderán disgregar la dependencia manufacturera desde China hacia otros países del orbe. Algo similar harán Europa, Japón y Corea. 

Por su lado China tratara de consolidar sus relaciones comerciales con aquellos países que sentirán el abandono de los Estados Unidos, especialmente Africa y la América Latina.

A nivel de los países cada Estado buscara la forma de garantizarse estratégicamente un grado de independencia sobre algunos rubros alimenticios y tecnológicos a efectos de garantizar su sustentabilidad. 

Cuando los países se distancian y se limitan a ver sus problemas como domésticos todos pierden y los conceptos como integración, globalización, apertura de mercados, libre comercio, movimientos migratorio empezaran a ser nuevamente redefinidos. Estos son los tiempos que nos esperan.

https://www.facebook.com/notes/ebrahim-asvat/crónicas-en-tiempo-del-corona-virus-el-mundo-cambiará-o-ya-venía-cambiando/2967827483237896/

Ebrahim Asvat