Portada

Entre la inteligencia y la estupidez

ElíasArango.png
Pin It

ZETA, (ELÍAS ARANGO).- Los panameños tenemos la tendencia a tomar en cuenta solamente la evidencia que apoya nuestro propio punto de vista. Por ello, si alguna vez dudas que aún, los más inteligentes pueden ser al mismo tiempo muy tontos, recuerda el momento en que el hombre que es considerado el más inteligente de Estados Unidos intentó electrocutar a un pavo. Benjamín Franklin, el político, científico e investigador, intentó capturar el "fuego eléctrico" en jarras de cristal para construir una forma primitiva de batería.

Tras conseguirlo, pensó que sería impresionante utilizar esa descarga para matar y asar un pavo para cenar. Pero en una de estas demostraciones, Franklin se distrajo y cometió un error elemental: tocó una de las jarras mientras sostenía una cadena de metal en la otra mano. "Los que estaban presentes dicen que el destello fue muy fuerte y el chasquido tan alto como el de una pistola", escribió con posterioridad.

Para nosotros, el problema es que, nuestro sistema educativo no está diseñado para enseñarnos a pensar de una forma que sea útil para el resto de nuestras vidas. Vemos a gente con muy buenas calificaciones que luego son muy malos líderes. Son buenos técnicos sin sentido común ni ética. Llegan a ser presidentes o vicepresidentes de empresas y sociedades y son completamente incompetentes. Existe una tendencia a negar los errores en nuestros propios pensamientos.

Estar preparado para ser humilde es estar dispuesto a reconocer que te has equivocado. ¿Es posible realizar predicciones sobre la evolución de los acontecimientos políticos a lo largo de cuatro años? Los que hicieron mejores predicciones utilizaron su apertura mental tanto, como su elevado coeficiente intelectual. Nuestro sistema educativo no nos enseña a ser prácticos ni creativos. Como demuestra el accidente de Benjamín Franklin, la distracción y los despistes pueden ser la ruina del mejor entre nosotros.

Cuando lidiamos con situaciones complicadas, es fácil olvidar lo básico. La inteligencia no es un sencillo resultado en un test, es la habilidad de saber qué quieres en la vida y de encontrar formas de conseguirlo, incluso si esto conlleva a darnos cuenta de nuestros propios errores.

 

Pin It

Tags: Elías Arango,