Portada

Un pacto social

ZETA, (MELQUIADES VALENCIA).-El llamado vehemente y genuino del Presidente de la República Laurentino Cortizo para que entre todos hagamos un alto, tomemos un "breake," hagamos un " time ball" y conjuremos un pacto social,para que entre todos venzamos la pandemia del Coronavirus que se ha llevado tantas vidas y que amenaza con quebrar económicamente al país.

Escuché atentamente el discurso de su primer año de gobierno, jalonado por las deudas heredadas y escasos fondos públicos y con el reto inmenzo de combatir el Covid 19 y salvar las vidas de los panameños y a la par, obtener recursos económicos y planificar el rescate del país en el plano laboral y financiero.

Relató los esfuersos en los primeros meses para ordenar la casa, el país las leyes,vitales aprobadas en materia fiscal , de contrataciones públicas y cumplir con el compromiso de la selección transparente de los nuevos magiatrados de la Corte Suprema de Justicia y la par,ir pagando deuda internas y externas , hasta la llegada de la pandemia del coronavirus que consume grandes esfuerzos del Ejecutivo.

En esa fase,dijo el Presidente,se dibujó la asistencia social, subsidios en energia, gas y combustibles, ley de moratoria, amnistia tributaria,la puesta en marcha de la tecnología para la educación, hasta elaborar el plan para la reactivación económica pos pandemia.

Enumeró un vasto plan de apoyos y solidaridad económica por sectores de la economía incluyendo el agro, la pesca y la banca local.

La puesta en marcha de obras de estructuras e infraestructuras de toda gama a lo largo y ancho del país, con la que se espera la generación de miles de empleos.

Al final rubricó su vocación democratica y el apoyo y respeto a la libertad de prensa y expresion muy preciada por los panameños y compromete ademas, en el ejercicio de la transparencia de los actos del Estado. Pidió que todos los panameños nos juntaramos a su esfuerzo para un acuerdo nacional,un pacto social, que nos lleve a la redención de la nación frente a la prueba del coronavirus y sus consecuencias económicas y sociales.

Melquiades Valencia