00:00:00

El Centro Wiesenthal ante la Protesta Argentina a Nicaragua



Publicado: 13/01/2022

Recientemente, Daniel Ortega inició un nuevo período como presidente de Nicaragua. En su asunción, se encontraba presente, habiendo sido recibido con todos los honores, el Vicepresidente para Asuntos Económicos de Irán, Mohsen Rezai.

Rezai es uno de los altos funcionarios sobre los que pesan Alertas Rojas de Interpol por su participación en el atentado contra la sede de la Mutual Judía AMIA en Buenos Aires en 1994, que dejó 85 muertos y más de 300 heridos.

La Cancillería Argentina emitió dos comunicados. En el primero condena la presencia del citado prófugo y vuelve a reclamar a Irán que colabore con la justicia argentina.

También hace referencia a que en el momento oportuno alzó la voz para indicar que la asunción de Rezai y también la de Vahidi, otro funcionario iraní buscado por la misma causa, eran una afrenta a las víctimas del atentado.

La insuficiencia de dicho comunicado resultó evidente, lo que motivó el segundo que hacía notar que esperaba contar con la colaboración de Nicaragua, dados los lazos de amistad, para lograr la comparecencia de Rezai.

El Dr. Ariel Gelblung, Director del Centro Wiesenthal para América Latina, sostuvo al respecto que “si bien valoramos el segundo comunicado, entendemos que se debió actuar antes, protestando contra la invitación y solicitando del gobierno nicaragüense la detención del prófugo. Además, no hemos oído hasta el momento una acción oficial contra el embajador argentino, Daniel Capitanich, quien compartió los actos con Rezai. Llamamos la atención al Gobierno Argentino para que tenga presente todos los actos oficiales en el futuro en el resto de los países de la región para prever la correspondiente actividad.”

El Dr. Shimon Samuels, Director de Relaciones Internacionales, concluyó recordando el seminario que el Centro llevó a cabo en el Parlamento Británico con el Embajador argentino en Londres en 2018, para asegurar que si los implicados en el atentado aterrizaran alguna vez en suelo británico, serían detenidos para su extradición a Buenos Aires para ser juzgados. América Latina no debería hacer menos....

Email: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.