Publicado: 31/03/2021

Arqueólogos buscan el origen de la modificación dental en Panamá

Arqueólogos buscan el origen de la modificación dental en Panamá

ZETA, (SONIA TEJADA-STRI.SI.EDU).- Un nuevo estudio pregunta cuándo y cómo el grupo indígena Ngäbe comenzó la práctica de modificación dental

La mayoría de las culturas modernas practican alguna forma de modificación dental, con propósitos de salud, terapia o estética: ya sea rellenar caries, remover muelas del juicio, colocarse carillas o frenillos, o blanquearse los dientes.

Recientemente, adolescentes posteaban videos orgullosamente mostrando sus dientes drásticamente limados en la app de social media, TikTok, incitando que dentistas respondieran señalando el daño irreversible que causa remover el esmalte dental.

En Panamá, mientras cada uno de los siete grupos indígenas expresa su identidad cultural a través de su vestimenta, maquillaje y joyería, y hasta por medios más permanentes de modificación corporal, como tatuajes y perforaciones, los Ngäbe, un grupo de aproximadamente 260 mil personas que viven principalmente en las montañas del Oeste de Panamá, también practican la modificación dental.

En una publicación reciente en el Journal of Anthropological Archaeology, titulado Modificación dental intencional en Panamá: nueva prueba de una introducción tardía de origen africano (Intentional dental modification in Panama: New support for a late introduction of African origin), los investigadores Nicole Smith-Guzmán, Javier Rivera-Sandoval, Corina Knipper y Ginés Alberto Sánchez Arias presentan datos bioarqueológicos e isotópicos que indican que la práctica Ngäbe puede haber sido introducida por esclavos africanos durante la época colonial temprana.

La modificación dental es la práctica de cambiar la forma de la dentadura por medio de limado, tallado, perforación, extracción y otras técnicas aplicadas intencionalmente. Esta práctica tiene decenas de miles de años y podía encontrarse en todas partes del mundo.

En la antigua civilización Maya, los miembros de la clase alta se hacían perforar agujeros en los dientes para incrustar piedras preciosas, o se tallaban los dientes en diferentes formas, para embellecer y demostrar estatus; en Europa, los vikingos se limaban ranuras y diseños en la parte frontal de sus dientes, posiblemente para marcar logros o para asustar a sus enemigos; en Japón, las mujeres practicaban Ohaguro o ennegrecimiento de los dientes, utilizando taninos vegetales y una solución de acetato ferroso para teñir los dientes de negro (lo cual incluso protegía los dientes de deterioro), y era considerado una señal de madurez y belleza.

“La forma más antigua de modificación dental intencional es de al menos hace 13,000 años en África Noroeste, donde grupos nómadas practicaban la ablación dental, la extracción intencional de dientes, tal vez motivada por la necesidad de alimentar a individuos que experimentaban los efectos de trismo (contracción de los músculos de la mandíbula) causado por la infección de tétano,” explica Nicole Smith-Guzmán, bioarqueóloga y becaria posdoctoral en el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI por sus siglas en inglés).

Las razones de esta práctica y su significado pueden variar de cultura a cultura y a través del tiempo; incluso pueden ser diferentes dentro de una misma cultura.

“Las modificaciones intencionales pueden haberse originado debido a una necesidad médica, pero hay evidencia posterior que estas culturas continuaron la práctica con propósitos estéticos,” dice Smith-Guzmán. “La ausencia de un diente se convirtió en una apariencia deseada, aunque no tuviese ninguna razón práctica. Otras culturas pueden haberla practicado como una forma de expresar identidad cultural.”

Para esta investigación, los científicos tuvieron la oportunidad de participar en la excavación realizada en Panamá Viejo como parte del proyecto multidisciplinario Artery of Empire, encabezado por la historiadora Bethany Aram de la Universidad Pablo de Olavide en Sevilla, España, y financiada por el Consejo Europeo de Investigación (ERC por sus siglas en inglés); ArtEmpire era un proyecto para profundizar en la historia temprana de la colonización española en Panamá.

Adicional a los dientes excavados en el proyecto Artery of Empire, los investigadores compararon dientes de un total de 14 sitios arqueológicos; los sitios dentro del área metropolitana de Ciudad de Panamá contenían principalmente individuos de principios del período colonial (pos-contacto europeo), y por lo tanto una población más diversa, mientras que los individuos recuperados de sitios fuera de la ciudad eran pre-coloniales (pre-contacto). Un total de 598 individuos fueron excavados; 232 pre-contacto y 366 pos-contacto.

La especialista Corina Knipper examinó las composiciones isotópicas de estroncio del esmalte dental, lo cual ayuda a identificar de dónde provienen los individuos. Los isótopos, del griego isos ‘igual’ y topos ‘lugar’, son átomos del mismo elemento que tienen propiedades químicas similares, pero no las mismas propiedades nucleares; por lo tanto, sus valores específicos indican la composición química y edad de minerales y otros objetos geológicos.

El análisis de Knipper brinda un panorama más completo del origen geográfico y dieta de los individuos con dentadura modificada de principios de la época colonial, mientras que el geógrafo cultural Ginés Sánchez proporcionó conocimientos sobre el significado de la práctica actual en las comunidades indígenas del Oeste de Panamá.

Ninguna de las muestras pre-contacto mostró modificación dental. Pero un examen de los dientes y el análisis isotópico de muestras pos-contacto encontraron ejemplos tempranos de modificación dental en Panamá en individuos de origen o descendencia africana. Estos resultados proporcionan algo de evidencia que la costumbre puede haber sido introducida a Panamá por esclavos africanos que escaparon asentamientos españoles y se establecieron en otras partes del Istmo.

“Esta es una hipótesis difícil de probar porque no tenemos evidencia documental de la práctica específica de modificación dental en Panamá hasta el siglo XIX,” Smith-Guzmán explica. “Por lo que se encontró en Panamá Viejo, sabemos que personas esclavizadas con dientes modificados fueron traídas a Panamá desde África, pero todavía no tenemos evidencia de que esta práctica fuese continuada por estos individuos luego de haber llegado al Istmo.”

Ella espera que puedan obtener más evidencia si localizan y realizan exploraciones arqueológicas de un cementerio del período colonial asociado a una comunidad de cimarrones, el nombre dado a los africanos esclavizados que escaparon de sus amos españoles y formaron villas aisladas autónomas.

Otra idea, aún por explorar, es que haya habido un posible intercambio con grupos indígenas del noroeste de Costa Rica, donde hay evidencia de modificación dental pre-Colombina, tal vez a través de la región de Bocas del Toro a los Ngäbe.

“Finalmente, la historia oral de las comunidades Ngäbe debe ser más profundamente exploradas con nuestros colegas antropólogos culturales y geógrafos,” Smith-Guzmán dice. “La información en esta publicación apenas roza la superficie y con esperanza continuará profundizando en la práctica cultural moderna y su significado.”

“Estamos interesados en explorar otras prácticas asociadas con modificación dental, relacionadas a prácticas culturales y ocupacionales, las cuales han sido documentadas tanto en poblaciones prehispánicas como en las coloniales,” explica Javier Rivera-Sandoval, bioarqueólogo de Universidad del Norte en Colombia. “De esta forma podemos evaluar el impacto que tenían estas modificaciones en la salud oral de estos grupos y el contexto socio-cultural dentro del cual eran realizadas.”

Smith-Guzmán señala que aún en tiempos antiguos, los que realizaban modificaciones dentales eran muy hábiles.

“Sabían lo que hacían, y estas prácticas usualmente eran respaldadas por algún beneficio al individuo,” dice. “De hecho, la protección contra deterioro dental o enfermedad está entre los motivos documentados más tempranos para realizar esta práctica en las comunidades Ngäbe durante el siglo XIX.”

Este estudio señala que el limado de dientes no es tan ubicuo como otros elementos que demuestran autenticidad Ngäbe, sino que es más una forma de expresión personal, y que la costumbre está más confinada a grupos que habitan en las regiones montañosas más recluidas de la comarca Ngäbe-Buglé. Sin embargo, de acuerdo a la investigación, los Ngäbe son el único grupo indígena en Centroamérica que actualmente modifican la forma de sus dientes, y por lo tanto se ha convertido en una representación de identidad Ngäbe entre aquellos que la practican.

“Pienso que la continuación de esta práctica ciertamente habla sobre la resiliencia de la población indígena de Panamá,” Smith-Guzmán declara. “Aunque no sabemos exactamente desde cuándo estos grupos han estado modificando sus dientes, sabemos que ha sido algo continuo por al menos los últimos 200 años, y es solo un ejemplo de las muchas formas en que los Ngäbe y otros grupos indígenas en Panamá han resistido activamente los efectos de la conquista y asentamiento español en el Istmo para mantener su cohesión cultural en cuanto a sus tradiciones, idiomas, rituales y artesanías.”

El Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, en ciudad de Panamá, Panamá, es una unidad de la Institución Smithsonian. El Instituto promueve la comprensión de la naturaleza tropical y su importancia para el bienestar de la humanidad, capacita estudiantes para llevar a cabo investigaciones en los trópicos, y fomenta la conservación mediante la concienciación pública sobre la belleza e importancia de los ecosistemas tropicales. Video Promocional

# # #

Referencia: Nicole E. Smith-Guzmán, Javier Rivera-Sandoval, Corina Knipper, Ginés Alberto Sánchez Arias, 2020. Intentional dental modification in Panamá: New support for a late introduction of African origin. Journal of Anthropological Archaeology, https://doi.org/10.1016/j.jaa.2020.101226

Artery of Empire, «ArtEmpire», ERC CoG 643565 [PI: Bethany Aram], financiado por el European Research Council, https://www.upo.es/investigacion/artempire/

Pie de foto:

Dental mod Cover.jpg

Cráneo de un individuo recuperado debajo de la Catedral de Panamá Viejo.

Crédito: Javier Rivera Sandoval, ArtEmpire.

Más en Zeta

Todavía falta algo

16 April 2021
Los que saben dicen que Chichi de Obarrio no puede cantar victotria todavía, porque Panamá debe pedir la extradición y hacer las gestiones para que lo envén al país, lo deporten o lo declaren "no grato". Los abogados de "Chichi" son más optimistas. Toto salta en un pieJosé Alberto Álvarez salta ...

Prohibir las armas de asalto en EE.UU.

ZETA, (AMY GOODMAN-DENIS MOYNIHAN).- Las masacres ocurridas recientemente en la ciudad de Boulder, en Colorado, y en el área metropolitana de la ciudad de Atlanta, en Georgia, con un saldo de diez y ocho muertos, respectivamente, son solo dos casos más de la violencia sin sentido con armas de fue...

La justicia no tiene espacios para más desatinos

ZETA, (JEAN PIERRE LEIGNADIER*).-Las próximas dos semanas, este espacio abordará dos deficiencias estructurales que la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP) ha planteado por más de dos quinquenios e insistimos deben ser atendidas de manera urgente para enrumbar nuestro de...

Libertad económica y libre empresa

ZETA, (JEAN PIERRE LEIGNADIER*).- Desde su fundación hace 105 años, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá ha tenido como unos de sus pilares la defensa de la libertad económica y la libre empresa como factores indispensables para el progreso sostenido y sostenible del país. E...

Email: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.