Se realiza audiencia de armas perdidas en el SPI

Pin It

DacbwMJXcAQbEp2ZETA.- Hoy 10 de abril de 2018, en la audiencia preliminar alterna por el delito contra la administración pública, en la modalidad de diferentes formas de peculado, seguida a David Robles y Juan Lozano, en perjuicio del Servicio de Protección Institucional (SPI), el juez Décimo Segundo Penal encargado, Orlando Castrellón, se acogió al término de 24 horas para calificar el sumario relacionado a pérdidas de armas de fuego.

El fiscal Anticorrupción de Descarga, Javier Mitre, solicitó llamamiento a juicio para Robles y Lozano como presuntos infractores, ambos jefes de armamentos de 2008 al 2014, y del 2014 al 2016, respectivamente. Por su parte, las defensas particulares Rogelio Castillo y Jacinto González, pidieron sobreseimiento definitivo para sus representados.

Al momento de los alegatos, el fiscal Mitre mencionó que la investigación inició en diciembre de 2015 cuando se le encuentra a un menor de edad en San Miguelito, un arma de fuego que pertenecía al SPI , hecho denunciado por el abogado Edgar Torres. A raíz de indagatorias y diligencias que realiza el Ministerio Público descubren que hacen falta 14 correderas y 13 empuñaduras que dan pie a la imputación de cargos.

Agregó el fiscal Mitre, que como elementos de convicción cuentan con una serie de pruebas y testimonios como inspección ocular, informes de inventarios, conteos de armas, formularios del SPI que arrojan irregularidades de armas que salían dañadas, en otras disponibles o reemplazadas.

La defensa de David Robles, Rogelio Castillo manifestó en su alegato que existen tres inventarios que coinciden en la existencia de todas las armas y es hasta el 2015 que aparece un arma con estatus inservible, un año después, por lo que no hay relación y que éstas no fueron extraviadas en la administración de Robles, sino posteriormente.

Por su parte, Jacinto González representante de Lozano, quien fue jefe a partir de julio de 2014, señaló que de acuerdo a los libros de salida y entrada, hay armas que fueron prestadas al curso de Comando el 20 de enero de 2014 y no están señaladas en el informe de Robles. No eran armas de uso, sino reemplazadas, existía un control, solicitudes de auditoría, se cambiaron el estatus de armas disponibles a inservibles. A su juicio, la línea de investigación del MP no ha sido la adecuada, ya que los armeros son quienes deberían estar acusados.

Previo a los alegatos, la defensa de Lozano solicitó proceso abreviado, misma que fue rechazada por parte de la fiscalía , ya que hace falta de un informe de auditoría de la Contraloría , no obstante se hizo mención a que se reconocieran los beneficios de un proceso abreviado.

Pin It