Cuando el colosal hotel fantasma de Pyongyang se ilumina...

909212c4beb57bd11699790054d6722a38cb3e33.jpg
Pin It

Pyongyang (AFP) -

La estructura piramidal de cristal y hormigón del Hotel Ryugyong, que nunca ha abierto sus puertas, es como un barco fantasma que domina desde hace años Pyongyang. El lunes por la noche, durante menos de una hora, el coloso se iluminó.

En lo alto de este edificio de 105 pisos aparecieron luces con los colores de la bandera norcoreana, mientras las aristas de la pirámide se teñían de amarillo y luces multicolores iluminaban las entradas del enigmático edificio.

Esta iluminación no duró mucho tiempo pero hace resurgir las preguntas sobre el futuro de este edificio de dimensiones faraónicas, que supera los 300 metros de altura.

Durante décadas, la estructura ha permanecido inacabada. Las habitaciones vacías del que seguramente es el mayor hotel desocupado del planeta dominan la capital norcoreana.

El Hotel Ryugyong ilustra los excesos del régimen comunista que sigue la doctrina del 'Juché' que combina una fuerte confianza en sí mismo y una lealtad inquebrantable al fundador del país, Kim Il Sung, fallecido en 1994.

Este se encargó de lanzar el proyecto en 1987 para competir con el hotel más alto del mundo, construido en 1986 en Singapur por el conglomerado surcoreano SsangYong Group.

Las obras comenzaron tres años después con el grupo francés Lafarge, pero el fin de la guerra fría las detuvo en 1992. Y el gigantesco edificio fantasma se convirtió en un símbolo de las ambiciones frustradas del régimen norcoreano.

Tras suceder a su padre, Kim Jong Il aprovechó la apertura del mercado de la telefonía móvil para imponerle al grupo egipcio Orascom que se quedara con el proyecto a cambio del contrato de instalación de la red.

Las obras se reanudaron en 2008 y el exterior se terminó en 2011. Quedaba el interior y resolver los problemas debidos al deterioro y a un trabajo no siempre conforme a las normas.

En 2012, el grupo suizo Kempinski inició unas negociaciones con régimen para abrir un hotel en el rascacielos al año siguiente. Pero se retiró pocos meses después.

La revista estadounidense Esquire calificó el proyecto de 'la peor construcción de la historia de la humanidad'.

No parece que se haya efectuado recientemente ninguna obra importante, pero las especulaciones sobre una posible apertura del establecimiento aumentaron desde que el año pasado se derribó el muro que lo rodeaba y que a veces por la noche se encienden luces...

Pin It