El viento derriba una estatua del primer emperador de China

8f4045c3aa929e8fae6c90695c2568fa980b7316.jpg
Pin It

Pekín (AFP) -

Una fuerte ráfaga de viento derribó una imponente estatua de 19 metros de altura del primer emperador de China, Qin Shi Huang, erigida en un lugar turístico del este del país.

Esta réplica en bronce del primer monarca que unificó los reinos rivales chinos en el año 221 antes de nuestra era, fue arrancada de su pedestal el pasado viernes. La caída dañó severamente el rostro del emperador.

Las autoridades enviaron grúas para levantar la estatua, de unas seis toneladas de peso, informó el Diario del Pueblo, un periódico oficial.

La escultura fue erigida en 2005 para atraer visitantes a la provincia de Shandong (este).

Qin Shi Huang (259-210 a.C.) es conocido en el extranjero porque se hizo enterrar con un ejército de soldados de terracota de tamaño natural elaborados para que le acompañaran al más allá cerca de la ciudad de Xian (centro).

Pin It