Roban, por unas horas, el trofeo de la UEFA en México

e081a6d88ba0a6ed6ded449cbfe6808da30b9d6c.jpg

México (AFP) -

El trofeo de la UEFA Europa League, que fue llevado a México para ser mostrado en un evento público en el estado de Guanajuato (centro), fue robado luego de su presentación pero en cuestión de horas fue recuperado, informaron autoridades locales.

'Es recuperada la copa Europa League tras recibir la denuncia que había sido robada del vehículo que la trasladaba posterior a un evento' en la ciudad de León, informó este jueves en Twitter la fiscalía de Guanajuato.

El evento se realizó la noche del miércoles y fue patrocinado por una empresa de mensajería que patrocina el campeonato europeo y que por segunda vez la trajo para ser exhibida en México.

Las autoridades no dieron detalles de los posibles responsables del robo ni cómo fue recuperada.

En otro caso sonado y relacionado con el deporte, en 2017, un periodista mexicano que daba cobertura al Super Tazón de la NFL en el estadio de Houston, Texas, robó del vestidor la casaca del quarterback de los Patriots de Nueva Inglaterra, Tom Brady, que estaba valuada en medio millón de dólares.

El FBI investigó el robo e identificó al responsable, cuya casa fue cateada por fuerzas de seguridad mexicanas para recuperar la pieza. La NFL no presentó cargos contra el periodista.

ba21aba3c2c4399c017039d3f1548fc7b183a2e3.jpg

Takasaki (Japón) (AFP) -

¿Qué tienen en común el actor estadounidense Richard Gere, el icono francés del cine Alain Delon y la joven patinadora rusa Alina Zagitova? Los tres son amantes de los perros akita, una raza japonesa que suscita un creciente entusiasmo en todo el mundo.

En los últimos años, el número de propietarios extranjeros de esos perros se disparó, superando incluso la demanda nacional.

Esa raza, parecida a los huskies rojos, adquirió aún más fama a principios de año cuando Zagitova proclamó su amor por ella tras haber visto akitas mientras se entrenaba en Japón. Responsables locales le prometieron entonces regalarle uno.

Ese entusiasmo no sorprende a Osamu Yamaguchi, de 64 años, criador de akitas en Takasaki, en la región de Gunma, al noroeste de Tokio.

'Antes, la mitad de mis clientes eran japoneses, y la otra mitad, extranjeros, pero hace poco el número de extranjeros aumentó', cuenta a la AFP en su jardín, donde cría a una veintena de perros.

Según datos de la asociación de preservación del akita, el número de esos animales con dueños extranjeros era de 33 en 2005, 359 en 2013 y 3.967 el año pasado.

Ese perro, que durante mucho tiempo fue criado para la caza, recibe su nombre de la región del norte de Japón de la que es originario. Mide entre 60 y 70 centímetros y pesa entre 40 y 50 kilos. Tiene orejas muy rectas, unos ojos un poco hundidos y una cabeza que recuerda la de un oso.

- 'Tesoro natural' -

Es una de las seis razas japonesas reconocidas oficialmente como 'tesoro natural' del país.

Pero las adopciones de akitas se han reducido en Japón durante la última década, en la que se registraron menos de 3.000 perros de esa raza al año, frente a los 40.000 de los años 1970.

'Mucha gente quisiera tener uno, pero no puede porque las normas de su edificio lo prohíbe o porque vive en un lugar demasiado pequeño', explica Kosuke Kawakita, responsable de la asociación de preservación del Akita en Tokio.

Los extranjeros han tomado el testigo, y Osamu Yamaguchi hace cerca de 20 viajes al año para entregar en persona sus perros, vendidos por unos 200.000 yenes (1.870 dólares), sobre todo en Estados Unidos, Rusia y China.

Según él, los akitas son muy apreciados por su sensibilidad. 'Entiende cómo se siento uno, sólo con estar cerca, y es leal'.

Todos los japoneses conocen la historia real de Hachiko, un akita que, en los años 1920, esperaba cada día a que su dueño regresara del trabajo en la estación de Shibuya en Tokio. Un día, su amo murió durante una de sus clases en la universidad imperial de Tokio, pero el perro siguió esperándole delante de la estación durante 10 años.

Hoy en día se puede ver una estatua de Hachiko en Shibuya, e inspiró una película en 2009, con Richard Gere en el papel del profesor.

'La raza akita se ha vuelto muy popular' en todo el mundo después de esa película, explica Kosuke Kawakita, que tuvo más de 30 perros en unos 60 años.

El gobernador de la región de Akita le regaló uno al presidente ruso, Vladimir Putin. Y en China la demanda es tan alta que las tiendas venden 'falsos akitas', falsificando los certificados de pedigrí, añade Kawakita.

Osamu Yamaguchi espera que Japón seguirá criando a akitas, a pesar del menor interés de los habitantes del archipiélago. Le preocupa que desaparezca esa raza 'si su país de origen deja de producirlos'.

bf95d4625d2c4c9321b70dd5324bcebcfc125019.jpg

Bombay (AFP) -

Un hombre indio que estuvo desaparecido durante 40 años se reencontrará con su familia este jueves gracias a que un video en el que aparece cantando se volvió viral.

Khomdram Gambhir Singh tenía 26 años cuando se fue de su casa en Imfal, en la remota región de Manipur (noreste), y nunca regresó, según la prensa.

Era 1978 y durante cuatro décadas su familia no tuvo noticias de él. Hasta que en la redes sociales apareció un video de un hombre de barba gris cantando un tema de Bollywood en una calle de Bombay, a 3.300 km de distancia.

El cantante se identifica en el video como Khomdram Singh, de Manipur. Un internauta señaló el video a una asociación de Imfal, que informó a la familia de Gambhir.

La familia lo reconoció y contactó con la policía de Imfal, que se comunicó con sus pares de Bombay. Los agentes lo localizaron en la periferia de Bandra, donde estaba viviendo.

'Conseguía dinero mendigando y cantando canciones viejas en hindi', dijo a la AFP Firoze Shakir, quien filmó el video y lo subió a YouTube el pasado octubre.

Shakir, un fotógrafo callejero, dijo que Gambhir, quien ahora tiene 66, le dijo que fue obrero de la construcción pero que sufrió un par de accidentes y cayó en la bebida.

Shakir solía verlo a menudo, así que un día decidió filmarlo cantando. El video fue visto 55.000 veces.

Agentes de Imfal volaron el miércoles a Bombay para llevar a Gambhir con su familia. Tenían previsto llegar el jueves en la noche a Imfal.

65f87d146683891adf096a1c89e739b10892eb10.jpg

Jerusalén (AFP) -

Reservistas del ejército israelí recibieron por error mensajes de texto llamándolos a filas este jueves, día de la fiesta nacional, poco antes de que les alertaran del fallo.

Un portavoz del ejército confirmó el envío erróneo del mensaje, pero evitó dar más detalles, como el número de reservistas que recibieron el anuncio en sus celulares.

El mensaje se generó con un sistema automático, pero el incidente 'se resolvió muy rápido', aseguraron las fuerzas armadas.

Los medios israelíes publicaron fotos del mensaje, en el que se leía 'El llamado de emergencia está activo'. 'Deben presentarse inmediatamente en su punto de encuentro', añade. 'Deben aportar su equipos de protección y su equipo militar'.

Según la prensa, minutos después se envió una notificación de anulación.

El mensaje se emitió en un momento de fuertes tensiones entre Israel e Irán, su enemigo acérrimo, tras un bombardeo atribuido a Israel contra Siria en el que siete iraníes murieron el 9 de abril.

Israel celebra este jueves el 70º aniversario de su creación con una demostración de su poderío y militar y su éxito económico, en un momento en que se pregunta si Irán replicaría y cuándo lo haría, como amenazó.

fd46cb6489e191a55a9463bf86cb16d761cb7f26.jpg

Singapur (AFP) -

Científicos de la universidad tecnológica de Nayang de Singapur desarrollaron un robot programado para armar una silla Ikea, una tecnología que puede ser derivada a la industria automovilística o aeronáutica.

El robot puede armar la silla Ikea en ocho minutos y 55 segundos.

Para ello se le instaló una cámara de fotos para captar imágenes en tres dimensiones de las partes de la silla colocadas en el suelo, antes de que sus 'brazos' dotados de captores con la misma sensibilidad que los brazos humanos procedan a montar la silla.

'Para un robot, armar una silla Ikea con tal precisión es más complicado de lo que parece', dice Pham Quang Cuong, responsable del proyecto que desarrolló el aparato.

'El trabajo de ensamblado debe repartirse en diferentes etapas como la identificación de las diferentes piezas de la silla, la fuerza necesaria para ensamblar las partes y hay que asegurarse de que los brazos del robot no se toquen', agrega.

El equipo de científicos busca ahora desarrollar las capacidades del robot para programarlo al montaje de otros muebles, imitando los gestos humanos, la lectura de las instrucciones o la verificación del producto terminado.

De momento el robot sólo fue programado para ensamblar una silla del gigante sueco.

Los científicos colaboran también con la industria aeronáutica y automotor.