Síganos: Facebook Twitter Instagram YouTube This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. .
Atacando a las redes financieras de Hezbollah

Por: Matt Levy

Influencias externas emergentes en el hemisferio occidental

Por: Dr. Emanuelle Ottolenghi

Expresidente Martinelli

Será Extraditado
Slider
Pin It
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

ZETA, (EBRAHÍM ASVAT).- Las dos candidatas a magistradas no lograron obtener la ratificación de la Asamblea de Diputados para los propósitos de sustituir a quienes se les venció el término. La disputa tenía dos componentes:

1. La competencia e independencia de las candidatas.

2. Decisión política de los dos órganos del Estado para sus respectivos nombramientos.

Luego del rechazo, personalidades importantes de la vida política y mediática empezaron a cuestionar la gobernabilidad del país. Como si una decisión adversa al Órgano Ejecutivo fuese suficiente para alertar sobre el desmoronamiento de la gobernabilidad. Otros inclusive hablaron de crisis institucional.

Ya la política panameña hay que aceptarla con sus diversos grados de humor. La gobernabilidad de un país no se desmorona por posiciones encontradas entre dos órganos del Estado controlado por partidos adversos.

Panamá tiene una gobernabilidad sostenida por veintisiete años y ojalá dure por siempre. Los cambios estructurales se hacen dentro del marco de la gobernabilidad.

Una crisis institucional no la produce las diferencias entre dos órganos del Estado. El resto de la institucionalidad del país sigue su curso y todo el aparato social que sostiene la institucionalidad de un país es muchísimo más amplia.

A mi entender lo peor de este capítulo lo fue el conflicto entre generadores de opinión y participantes de la vida política que inclinaron sus decisiones como consecuencia de la clase social o económica a la cual pertenecen más que a los intereses nacionales.

Es una vieja práctica disfrazada del ejercicio del poder en la América Latina donde oficialismo y oposición disputan el poder, pero a la vez tienen posiciones conciliatorias sobre clase social.

Nada más claro quedó demostrado donde sectores sociales de determinados estratos económicos a pesar de criticar y oponerse al gobierno mantenían una postura favorable a sus designaciones. Inclusive en un momento se discutía salvar a una y sacrificar a la otra sin medir las consecuencias de un acto a todas luces racista.

Este capítulo se cerró. Les tocará a los partidos de oposición pagar su costo con las destituciones en el sector gubernamental. El “tit for tat” era previsible conociendo al actor principal de esta administración pública.

Si el gobierno ha perdido capital político debe dar las gracias frente a su precaria situación pues la oposición le dio el necesario aire por tres años y medio. Algo de madurez política se reflejó. De ahora en adelante debemos saber: tenemos un muerto pronto hediondo que solo podremos enterrar el 30 de junio del 2019.

Más allá de eso todas las instituciones del Estado seguirán funcionando. Habrá propio de las actitudes infantiles de nuestros políticos el denominado pase de facturas.

En este mundo globalizado y de liberalización económica esas prácticas no arrinconan. Su mejor exponente del gobierno anterior hoy permanece encerrado en una celda y sin partido político. Entonces corresponde cambiar el discurso y las técnicas del ejercicio del poder político.

https://www.facebook.com/notes/la-bitacora/ni-crisis-institucional-ni-p%C3%A9rdida-de-gobernabilidad/1683798674991998/

Pin It
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Organizaciones de prensa

rsf
knight
ipys
cpj
fundamedios
flip
FIP
wpfc
art19