Síganos: Facebook Twitter Instagram YouTube This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. .
Atacando a las redes financieras de Hezbollah

Por: Matt Levy

Influencias externas emergentes en el hemisferio occidental

Por: Dr. Emanuelle Ottolenghi

Expresidente Martinelli

Será Extraditado
Slider
  • Portada
  • Cultura
  • Linkin Park planea organizar un homenaje a su vocalista fallecido
Pin It
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Nueva York (AFP) -

Michael Kors no quiere que le digan cómo vestirse, y así lo mostró en su ecléctica y colorida colección otoño/invierno 2018, una oda a Nueva York que combinó escocés con leopardo, flores y camuflado, pieles y brillos.

'Este show es mi regalo del día de los enamorados para las personas que aman la moda', escribió el diseñador de 58 años en Twitter al terminar el desfile en el luminoso lobby del teatro Beaumont del Lincoln Center.

Su oda al estilo personal mezcló por ejemplo un pantalón de tela camuflada con una chaqueta negra con grandes flores rojas y un sombrero fedora de escocés rojo y negro con leopardo.

Hubo muchos vestidos largos y negros, pero con pequeñas flores coloridas brillantes; o para la noche, uno de lentejuelas, ceñido y con la espalda desnuda; así como grandes abrigos de piel amarillo huevo o coral, como el que la modelo de talla extra grande Ashley Graham vistió sobre un vestido negro con flores rojas.

'Lo último que quieres es que alguien te diga qué ponerte, cuándo usarlo y cómo vestirlo. Haces lo que quieres, cuando quieras', tuiteó Kors, fundador de la exitosa marca en 1981.

Al ritmo de la música de 'Sex and the City', 'I feel pretty' de West Side Story o 'My favourite things' de Julie Andrews, que cerró el show, hombres y mujeres desfilaron frente a celebridades como Blake Lively, Zendaya, Eva Herzigova o Bella Hadid -la modelo del momento-, bajo la atenta mirada de la papisa de la moda Anna Wintour.

El calzado también fue más que variado: desde chinelas peludas a botas de lluvia verde oliva, altas botas de cebra o leopardo, tacones de charol azul eléctrico, plataformas de los '70, borceguíes o zapatos Oxford en blanco y negro.

'Quería que el show fuese una carta de amor a Nueva York', dijo Kors de la ciudad que es sinónimo de su marca. Hasta el folleto del desfile imitaba un programa de una obra de Broadway.

'Tanto de Nueva York es icónico, de la arquitectura y el teatro a los rostros, y cualquiera que haya estado aquí tiene su propia historia de Nueva York', añadió.

Michael Kors, que compró el año pasado al fabricante de zapatos de lujo Jimmy Choo, cotiza en la bolsa de Nueva York y está presente en un centenar de países, con ventas anuales por 4.500 millones de dólares.

La Semana de la Moda de Nueva York concluye el jueves con el desfile del apreciado diseñador estadounidense Marc Jacobs, antes de trasladarse a Londres, Milán y París.

Pin It
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Organizaciones de prensa

rsf
knight
ipys
cpj
fundamedios
flip
FIP
wpfc
art19