Síganos: Facebook Twitter Instagram YouTube This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. .
Atacando a las redes financieras de Hezbollah

Por: Matt Levy

Influencias externas emergentes en el hemisferio occidental

Por: Dr. Emanuelle Ottolenghi

Expresidente Martinelli

Será Extraditado
Slider
  • Portada
  • Cultura
  • Las aplicaciones para pedir comida, en pleno auge en China
Pin It
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Río de Janeiro (AFP) -

Continuando con el espíritu reivindicativo de la víspera, el segundo y último día de desfiles del Carnaval de Rio de Janeiro arrancó este lunes con la destacada participación de la superestrella drag queen Pabllo Vittar como uno de los platos fuertes de la noche.

La despampanante cantante de larga melena rubia de 23 años levantará la bandera contra la intolerancia LGBT en el desfile de Beija-Flor, uno de los más esperados de este lunes para los más de 70.000 asistentes al Sambódromo.

Beija-flor se inspiró en la figura de Frankenstein, novela que cumple 200 años, para ilustrar el 'monstruo' corrupto, abandonado e intolerante en el que, desde su punto de vista, se ha convertido Brasil.

Y promete dar que hablar hoy exhibiendo políticos de traje y corbata entre rejas después de que el 'mayor espectáculo de la tierra' expusiera buenas dosis de crítica política en su noche de estreno.

El presidente conservador Michel Temer apareció retratado el domingo como un vampiro corrupto por Paraíso de Tuiuti, mientras que Mangueira, una de las escuelas más tradicionales, lanzó varios dardos contra el alcalde evangélico de Rio, Marcelo Crivella, a quien acusa querer aguar esta fiesta de excesos por sus convicciones religiosas.

El exobispo, que cortó a la mitad las subvenciones para el desfile justificándose en la crisis financiera de la ciudad, se fue de viaje oficial a Europa y ninguneó por segundo año consecutivo el famoso espectáculo, siendo el primer edil en faltar a la cita desde que la pasarela se inauguró en 1984.

'¡Fora Crivella!' y '¡Fora Temer!' gritaban no solo algunos en el Sambódromo, sino cientos de personas en uno de los 'blocos' callejeros más alocados de Rio en una comparsa el domingo dentro del céntrico aeropuerto Santos Dumont.

- Un respiro ante la crisis -

Porque el Carnaval, además de atraer a 1,5 millones de turistas y de generar más de 1.000 millones de dólares para la ciudad, da una tregua a las tragedias cotidianas de Rio, sumida en una dura crisis económica y de violencia.

'Uno viene aquí y se olvida de todos los problemas. Solo pensamos en disfrutar el Carnaval y ser felices', dijo a la AFP Paulo Ze da Silva, de 38 años, a punto de entrar a tocar el tambor en la batería de Unidos da Tijuca, la primera en desfilar.

'En este momento no me acuerdo de la crisis porque ya la vivimos el año entero. Entonces aquí ahora es solo alegría', decía Cintia, una bailarina de la escola.

Pero la inseguridad de la ciudad no escapa del Carnaval.

Y el conocido sambista Moacyr Luz denunció que fue asaltado la víspera cuando llegaba al Sambódromo y fue incluso despojado del disfraz con el que iba a desfilar.

La crisis económica, no obstante, apenas se está notando en la pasarela del samba, donde las 13 escuelas del llamado Grupo Especial -la élite del género- están luciendo espectaculares, con disfraces y carros alegóricos con tanta pompa y efectos especiales como de costumbre.

Este año también hay mayores controles de seguridad tras la edición accidentada de 2017: los conductores de los gigantescos carros alegóricos deben pasar tests de alcoholemia antes de entrar en la Avenida Marqués de Sapucaí y el inicio de la pista se restringió exclusivamente a las escuelas y fotógrafos.

- Una dura competición -

Pero, pese al ambiente festivo, lo que se vive en el Sambódromo es una dura competición para coronarse como reina del carnaval, donde cada error se penaliza.

El domingo desfilaron las siete primeras de las 13 escolas, con una actuación destacada de la futurista Vila Isabel. Normalmente el grupo especial tiene solo 12 escuelas, pero el año pasado no se rebajó ninguna por los accidentes.

Y con desfiles que acabarán al alba, este lunes lucharán por el título las seis escolas restantes, que llevan un año preparándose duramente para coronarse como campeonas del carnaval.

Unidos da Tijuca y su homenaje al artista Miguel Falabella inició la noche. Siguió con Portela, una de las más populares, y que el año pasado compartió el título con Mocidade.

Portela reflexiona sobre la inmigración mediante la historia de los judíos expulsados de Brasil que ayudaron a fundar Nueva York para dar paso posteriormente a Uniao da Ilha, que homenajeará la gastronomía brasileña.

Luego, la batería 'furiosa' de Salgueiro espera dar guerra este año con su desfile dedicado a las mujeres negras.

Y después de Imperatriz, ya entrada la madrugada, Beija-flor pondrá la guinda final de la jornada con uno de los desfiles más esperados y polémicos de este 2018.

¿La campeona del carnaval? Solo se sabrá el miércoles de ceniza.

Pin It
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Organizaciones de prensa

rsf
knight
ipys
cpj
fundamedios
flip
FIP
wpfc
art19