Síganos: Facebook Twitter Instagram YouTube info@zeta.com.pa
Pin It
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Trípoli (Líbano) (AFP) -

En la ciudad de Trípoli, en el norte de Líbano, varios obreros pintan el tejado de unas casas en dos barrios golpeados por una década de combates. La escena sería anodina si no fuera porque están dibujando un grafiti con la palabra paz.

Los obreros suben cada día a los tejados de Bab al Tebbané y Jabal Mohsen para terminar el dibujo color pistacho que será visible desde el cielo.

'Vamos a pintar la palabra 'salam' (paz en árabe) en 85 edificios, esto es, en un superficie de 1,3 km de largo, para mostrar que la gente de aquí es pacífica', explica Omar Kabbani, de 34 años, coautor de la iniciativa.

Con su hermano gemelo Mohamad, buscó durante tres años la ciudad libanesa en la que llevar a cabo el proyecto.

'En Líbano queremos la paz', asegura Omar, cuyo país está profundamente dividido desde 2005 entre partidarios y detractores del régimen en la vecina Siria, antigua potencia tutelar.

En las últimas décadas, Bab al Tebbané, el barrio sunita, y Jabal Mohsen, el barrio alauita -una rama del chiismo-, han sido a menudo escenario de violentos enfrentamientos.

Las tensiones se han ido incrementando con el conflicto sirio, donde el régimen del presidente Bashar al Asad, procedente de la minoría alauita, lucha desde 2011 contra una rebelión de mayoría sunita.

Los dos sectores están separados por una calle simbólica, llamada calle de Siria.

- Paz, 'una palabra maravillosa' -

En Trípoli, los dos barrios quedaron devastados por los combates. Las fachadas siguen mostrando impactos de balas y los disparos de obuses arruinaron viviendas. La situación se tranquilizó en los dos últimos años, pero los retratos de combatientes caídos en los enfrentamientos siguen visibles en las paredes.

Para los dos hermanos era importante que los pintores que participan en el proyecto fueran originarios de los dos barrios.

'Todos los trabajadores viven aquí, han sufrido el conflicto, algunos han recibido disparos', cuenta Omar.

Los dos hermanos reconocen sin embargo los límites de su iniciativa: no se ha previsto nada para borrar las cicatrices de los combates ni sacar a ambos barrios de la pobreza en la que están sumidos.

En un intento de rehabilitar en la medida de lo posible los edificios, eligieron una pintura impermeable que protege las viviendas de las infiltraciones provocadas por las lluvias y de los efectos del sol.

Antes de pintar tuvieron que limpiar los desechos que llenaban las terrazas. 'Tardamos 10 días solamente para quitar toda la basura de los tejados, había ratas y tuvimos que echarlas, no fue fácil', dice Omar.

Los promotores del proyecto tuvieron que obtener el permiso de los habitantes para pintar las terrazas.

Walid Abu Heit, nacido en Bal al Tebbané, se unió a esta iniciativa tras haber oído hablar de ella en una oenegé libanesa, March, que ha llevado a cabo proyectos de reconciliación y rehabilitación en los dos barrios.

El joven pintor de 29 años trabajaba en una empresa de productos lácteos, pero perdió su empleo por culpa de los enfrentamientos que entorpecieron los desplazamientos de los habitantes.

'Fue muy difícil cuando estallaron los combates', recuerda. 'El barrio quedó sumido en las tinieblas. La gente dejó de venir aquí'.

Con otros trabajadores sube a pie las siete plantas de un edificio, transportando pesados cubos de pintura verde fluorescente, que empieza a aplicar en el tejado, manchándose las manos y las botas.

'Este proyecto es genial', dice entusiasmado. 'La palabra paz es una palabra maravillosa (...) hacía tiempo que no la habíamos visto, ahora está de vuelta'.

Pin It
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Organizaciones de prensa

rsf
knight
ipys
cpj
fundamedios
flip
FIP
wpfc
art19