Síganos: Facebook Twitter Instagram YouTube This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. .
Atacando a las redes financieras de Hezbollah

Por: Matt Levy

Influencias externas emergentes en el hemisferio occidental

Por: Dr. Emanuelle Ottolenghi

Expresidente Martinelli

Será Extraditado
Slider
  • Portada
  • Cultura
  • Las aplicaciones para pedir comida, en pleno auge en China
Pin It
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Río de Janeiro (AFP) -

El Carnaval de Rio de Janeiro desempolvó su espíritu político. Y prueba de ello es que este lunes, en el segundo y último día de desfiles, el Sambódromo se convirtió nuevamente en escenario de críticas contra políticos corruptos y hacia la onda conservadora en Brasil.

El desfile de Unidos da Tijuca en homenaje al actor brasileño Miguel Falabella dio el pistoletazo de salida a otra noche extendida de samba, disfraces coloridos y bailes sensuales en la que se presentaron las seis últimas escuelas de las 13 que forman el llamado Grupo Especial, la élite de la samba.

Portela, campeona del año pasado junto a Mocidade, emocionó a los más de 70.000 espectadores del Sambódromo con su elegante desfile sobre los inmigrantes que ayudaron a fundar Nueva York, mientras que la 'furiosa' Salgueiro reivindicó la figura de la mujer negra con un poderoso y emotivo desfile, en el que hubo incluso un carro lleno de bailarinas embarazadas.

Pero, de todas, Beija-flor es la escola que promete dar más que hablar esta noche con su desfile inspirado en la figura de Frankenstein, novela que cumple 200 años, para ilustrar el 'monstruo' corrupto, abandonado e intolerante en el que, desde su punto de vista, se ha convertido Brasil.

Los políticos implicados en el megaescándalo de corrupción de la Lava Jato se verán reflejados en su desfile, que también denunciará las intolerancias raciales, religiosas y sexuales del país con la participación estelar de la cantante drag queen Pabllo Vittar.

'Este desfile habla mucho de Brasil. Estamos muy mal políticamente. Y los políticos van a tener que comenzar a ver que el pueblo no está satisfecho con ellos si incluso en las fiestas hay críticas políticas? Ojalá que esto mejore alguna cosa', dijo a la AFP Tulio Silva, un empresario de 43 años que desfila en Beija-flor disfrazado de 'político vampiro'.

- A falta del alcalde de Rio... -

En su noche de estreno, el 'mayor espectáculo de la tierra' ya tuvo buenas dosis de crítica política.

El presidente conservador Michel Temer apareció retratado el domingo como un vampiro corrupto por Paraíso de Tuiuti, mientras que Mangueira, una de las escuelas más tradicionales, lanzó varios dardos contra el alcalde evangélico de Rio, Marcelo Crivella, a quien acusa querer aguar esta fiesta de excesos por sus convicciones religiosas.

El exobispo, que cortó a la mitad las subvenciones para el desfile justificándose en la crisis financiera, se fue de viaje oficial a Europa y ninguneó por segundo año consecutivo el famoso espectáculo, siendo el primer edil en faltar a la cita desde que la pasarela del samba se inauguró en 1984.

Paradójicamente, el alcalde de Sao Paulo y posible candidato presidencial, Joao Doria, sí quiso estar en la cita.

- Olvidar la crisis -

El '¡Fora Crivella!' ha sonado con fuerza estos días dentro y fuera del Sambódromo porque el Carnaval, además de atraer a 1,5 millones de turistas y de generar más de 1.000 millones de dólares para la ciudad, da una tregua a las tragedias cotidianas de Rio, sumida en una dura crisis económica y de violencia.

'Uno viene aquí y se olvida de todos los problemas. Solo pensamos en disfrutar el Carnaval y ser felices', decía Paulo Ze da Silva, uno de los músicos de Unidos da Tijuca.

Pero la inseguridad de la ciudad no escapa del Carnaval.

Y el conocido sambista Moacyr Luz denunció que fue asaltado la víspera cuando llegaba al Sambódromo y fue incluso despojado de su disfraz.

La crisis económica, no obstante, apenas se ha notado en la pasarela del samba, donde las escolas están luciendo espectaculares, con disfraces y carros alegóricos con tanta pompa como de costumbre.

Este año también ha habido mayores controles de seguridad tras la edición accidentada de 2017, con tests de alcoholemia para los conductores de los gigantescos carros alegóricos.

- Una dura competición -

Pero, pese al ambiente festivo, lo que se vive en el Sambódromo es una dura competición entre los más de 3.000 integrantes de cada escuela de samba con un único objetivo: coronarse reina del carnaval.

En una hora, se examinan los esfuerzos de todo un año y cada error se penaliza.

¿La campeona del carnaval? Solo se sabrá el miércoles de ceniza.

Paulo Roberto, un jubilado de 65 años vestido de indígena, estaba seguro que su Portela será bicampeona, pero en cualquier caso dejaba una reflexión al aire: 'Rio es esto, Rio es samba'.

Pin It
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Organizaciones de prensa

rsf
knight
ipys
cpj
fundamedios
flip
FIP
wpfc
art19