Portada

El incompleto mensaje del aborto libre

Pin It
ZETA, (MIGUEL ANTONIO ESPINO PERIGAULT).- Una muy positiva señal de de los tiempos que vivimos es la mayor crítica y rechazo al aborto como supuesta solución a diversos problemas de la sociedad y, principalmente, de la mujer como tal; como imaginaria víctima indefensa de su propia condición humana, ordenada por naturaleza a concebir y a parir o, como se dice de las mujeres, dar a luz.

Esta maravilla de la naturaleza, que es el embarazo y nacimiento de un ser humano, ha sido denigrado, por la estupidez humana, a nivel de desgracia personal y hasta se la presenta como con una aberración.

Bandera policía de movimientos libertarios, el aborto es, hoy día, ideal del feminismo radial, que reclama, para toda mujer, un supuesto absoluto derecho de propiedad sobre su propio cuerpo, del que se pretende disponer hasta para lo contranatural.

Sin embargo nadie quiere ver la vergonzosa realidad de que, el aborto es un asesinato -matar a alguien con alevosía, como lo define el diccionario, no importa cómo lo llamen las ideologías.

Y es, además, un enorme negocio comercial de sangre. Es uno de los negocios más lucrativos del mundo disfrazado de derechos humanos. Y todo ello revestido, también, de progresismo y modernidad, presentado y proclamado por el feminismo, el colectivo LGB, la nueva izquierda, y la ideología de género, ideología, ésta, que desorienta a políticos, profesionales e intelectuales de bajos, medianos y altos niveles de mediocridad, laicos y religiosos.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Pin It